Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Conocimiento > Formación

Comín revela a los estudiantes de Medicina su plan 'desprivatizador'

En una reunión entre el consejero de Sanidad y el Cemcat se abordaron las directrices a futuro de la sanidad catalana

El consejero de Salud de Cataluña, Antoni Comín; y la presidenta de Cemcat, Dafne Burgués.
Comín revela a los estudiantes de Medicina su plan 'desprivatizador'
José A. Puglisi
Lunes, 03 de abril de 2017, a las 16:40
Cataluña quiere una sanidad más pública. El consejero de Salud de Cataluña, Antoni Comín, ha relevado su plan para ‘nacionalizar’ cuatro centros sanitarios en la autonomía a los representantes del Consejo de Estudiantes de Medicina de Cataluña (Cemcat). Un proceso que, así como ha logrado conocer Redacción Médica, iniciará en unas semanas con el Hospital General de Cataluña y que se extenderá hasta 2021 con su proyecto más ambicioso: el Hospital Universitario Sagrat Cor.

Según han explicado fuentes próximas a la reunión, el consejero aprovechará que cesa el contrato del Hospital General de Cataluña, en las próximas dos semanas, para no renovar el acuerdo, lo que conllevaría a que los pacientes provenientes del sector público sean reubicados en otros centros de la comunidad, así como que la organización del hospital volverá a ser, en su totalidad, privada. La misma estrategia que se prevé implementar en dos centros durante 2019.

Específicamente, se trata del Grup Clínica Girona y Clínica de Ponent, según indica el plan elaborado por Comín. La espera para ‘revertir’ ambos centros está condicionada por la construcción de nuevos espacios para atender a los pacientes que, actualmente, son atendidos en el ámbito privado. “Hasta el momento no se cuenta con la capacidad y recursos para asumir la medida, por lo que habrá que esperar hasta, por lo menos, 2019. Año en el que está previsto que terminen las obras de adaptación y ampliación para las dos regiones”, precisan.

El proyecto más ambicioso quedará para el final. La conversión del Hospital Universitario Sagrat Cor se realizará en 2021, coincidiendo con el final del contrato que se firmó con el centro. El margen de espera estará empleado, según precisan, para dotar a los demás centros de la zona para captar a los pacientes provenientes del hospital privado. Una labor que no será sencilla, ya que la propia consejería de Sanidad reconoce las limitaciones que existen en el Hospital Clinic de Barcelona, “tanto por los recursos como por el escaso espacio a su alrededor para ampliar las instalaciones”.

El plan de ‘nacionalización’ ha obtenido el visto bueno de los estudiantes de Medicina. La presidenta de Cemcat, Dafne Burgués,  ha destacado la importancia de apostar por un modelo público sanitario, aunque advierte de un solo riesgo. “El plan se alarga en el tiempo, por lo que se corre el riesgo de un incumplimiento de las promesas o de un cambio dentro de la consejería de Sanidad que conlleve a una redirección de los planes y, por ende, el cese de los procesos”, puntualiza. No obstante, se muestra optimista ante las promesas de Comín, a quien le ha encomendado una labor más compleja: “intentar hacer lo mismo en el ámbito de la salud mental, donde el 90 por ciento de la oferta es privada”.