Antoni Sisó, de la Camfic, confronta esta idea y valora los resultados del estreno del programa de forma positiva

Cataluña, ante la 2ª ronda de adjudicación MIR: "Los incentivos no sirven"
Antoni Sisó, de la Camfic, y Lourdes Franco, de Metges de Catalunya.


09 jun 2022. 16.50H
SE LEE EN 4 minutos
Las 71 plazas de residentes de Medicina Familiar y Comunitaria en Cataluña sin cubrir en la adjudicación MIR 2022 tendrán ahora una segunda oportunidad para ser ocupadas con la ampliación del cupo de extracomunitarios. No obstante, esta era la primera convocatoria en que ya era efectivo el programa de incentivos de hasta 9.000 euros al año para los nuevos MIR de Medicina Familiar y Comunitaria impulsado por el Departament de Salut, que no ha acabado de cuajar.

Esta decisión fue aplaudida por los sindicatos y las sociedades médicas de Cataluña para atajar la crisis de Medicina de Familia, pero el resultado no ha sido el esperado. "Esta medida no ha servido; no es la solución o como mínimo no es la única solución", afirma la secretaria de Atención Primaria de Metges de Catalunya y médica de Familia en el CAP Amposta, Lourdes Franco. "La cuestión de la retribución es importante, pero priman más las condiciones laborales y el prestigio de la especialidad", añade.

Franco detalla que el Departament de Salut cree que las plazas vacantes se deben a la selección telemática del MIR y, aunque desde Metges de Catalunya tampoco están de acuerdo con este sistema, no considera que tenga razón. "En Andalucía tienen más plazas ofertadas y solo se ha quedado una sin escoger. Las condiciones en las cuales trabajamos en Cataluña los facultativos de la Primaria hace que no sea atractivo captar a los especialistas", incide.

Otra valoración distinta hace el presidente de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic), Antoni Sisó, que al programa de incentivos le da "una valoración más positiva que negativa porque las plazas de algunas unidades docentes se han llenado antes que otros años. Las vacantes no son atribuibles a la cuestión de incentivos".

Sisó asegura que la situación de plazas sin cubrir "hubiera sido peor sin el programa de incentivos. Haríamos mal en asociar los incentivos y las plazas vacantes en Medicina Familiar y Comunitaria, porque son más atribuibles a la España y Cataluña rural".

¿A qué son atribuibles las plazas vacantes?


El presidente de la Camfic, igual que la portavoz de Metges de Catalunya, apunta al sistema de adjudicación MIR, "que ha quedado demostrado que es muy mejorable". También señala al prestigio de Medicina Familiar y Comunitaria, porque cuesta encontrar la asignatura de esta especialidad en las universidades y el hecho de que "no hay profesores médicos de Familia ni tampoco departamentos de la especialidad, no estamos en las facultades de Medicina".

Sisó destaca que hay que mirar a Europa, donde hay estructuras académicas vinculadas a áreas clínicas relacionadas con Medicina de Familia y Comunitaria o Medicina Preventiva y Salud Pública. Además, remarca que se fomente la investigación en esta especialidad y que se brinde mayor atención a sus hallazgos, ya que "es extraño que aparezcan profesionales de Medicina Familiar y Comunitaria a explicar innovaciones que afectan a la salud de la población cuando sus resultados son los que afectan a más personas".

En la misma línea se posiciona Franco, que indica que algunos de los estudiantes que han hecho el MIR este año han estado haciendo sus prácticas en Primaria y han visto la situación de los facultativos, "que estamos enfermando por las condiciones en las que estamos trabajando. Esto se suma a la poca formación sobre Atención Primaria en el grado, lo que provoca que escojan cualquier especialidad antes que Medicina de Familia. O lo tiene muy claro y es vocacional o no es la primera opción de ningún MIR".

Franco asegura que esta situación "viene de lejos, es crítica y la sensación es que nos están expulsando del sistema". La secretaria de Atención Primaria de Metges de Catalunya incide en que se debería cambiar la mentalidad de un sistema hospitalocéntrico a un sistema que se centre en la Atención Primaria, lo que supone "dotarla de recursos humanos y presupuestarios". Franco enumera dos medidas que considera que podrían destacar la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria: que el Departament d'Universitats permita que se puedan crear Cátedras de Familia y que el Departament de Salut ofrezca mejores condiciones a los facultativos y, especialmente, a los médicos de Familia en las negociaciones de los convenios del Institut Català de la Salut y del Siscat.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.