Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Conocimiento > Formación

¿Quién trabaja más horas durante el MIR: ellos o ellas?

Un estudio analiza las horas de servicio que prestan las mujeres y hombres durante su residencia

La investigación también recoge otros aspectos como el bienestar psicológico.
¿Quién trabaja más horas durante el MIR: ellos o ellas?
Redacción
Sábado, 18 de agosto de 2018, a las 12:30
Las diferencias entre mujeres y hombres en el ámbito sanitario no solo se dan en las remuneraciones económicas. También existen en las horas de trabajo. Así lo demuestra un estudio publicado recientemente sobre residentes de Cirugía General de Estados Unidos en el que se analizan las horas de servicio, los aspectos de agotamiento o el bienestar psicológico.

El estudio se llevó a cabo a través de una encuesta realizada a 7.395 residentes. Los resultados arrojados señalan que las mujeres permanecían más tiempo en el hospital que los hombres y con mayor frecuencia se sentían cansadas. Además, señalaron sentirse infelices o deprimidas e incluso pensar que no valían nada.

Entre los factores identificados como posibles factores que contribuyen a las diferencias de género entre los residentes hombres y mujeres se incluyen la falta de tutoría y liderazgo femenino, responsables de doble función y presiones en la atención al paciente.

Más de 80 horas de trabajo a la semana


Las respuestas a las encuestas señalan que un porcentaje mayor de mujeres que de hombres (17,5 por ciento de mujeres versus 13,6 por ciento de hombres) señalaron que trabajaban alrededor de 80 horas semanales. Además, las mujeres MIR también descansan menos que los hombres entre turnos. En concreto, ellas descansan 8 horas mientras que ellos lo hacen durante 14 horas.

Falta de liderazgo femenino


El estudio se completó con casi un centenar de entrevistas a mujeres y hombres cirujanos. Entre los temas que destacaron aparece la falta de cirujanas en puestos de liderazgo profesional, lo que deja a las alumnas sin defensoras del mismo género. Alguno de los entrevistados sugirieron que esta falta podría afectar negativamente a la experiencia general de la residencia de las médicos.