Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:40
Política Sanitaria > Farmacia

Prestación farmacéutica: Cataluña y País Vasco difieren en sus recetas

Gilabert anuncia un 'radar' para la innovación y Betolaza un decreto de atención sociosanitaria

Antoni Gilabert, Rafael Cabrera, Encarnación Cruz Martos y Jon Iñaki Betolaza.
Prestación farmacéutica: Cataluña y País Vasco difieren en sus recetas
Miércoles, 08 de junio de 2016, a las 13:10
A pesar de que el objetivo de la prestación farmacéutica en todas las comunidades autónomas es similar (preservar la salud de los ciudadanos a un coste sostenible amarrando la equidad y la igualdad en el acceso), las recetas para lograrlo, aunque parten de las mismas bases, difieren en sus ingredientes principales.
 
Esta idea está ejemplificada en los casos de Cataluña y País Vasco. Antoni Gilabert, gerente de Farmacia y del Medicamento del Servicio Catalán de Salud (Catasalut) indica que su región va a incrementar su apuesta por el pago por resultados a los laboratorios farmacéuticos y por la innovación. Para ello, va a crear “un radar de innovación”, un proyecto que va a consistir en un ‘think tank’ que permita anticipar los principales desarrollos en marcha y que se va a iniciar este mismo año en el ámbito de la Oncología. La idea es que en este grupo esté también la propia industria farmacéutica, a través de la patronal Farmaindustria.
 

Las regiones, ilusionadas por la flexibilidad que ganan los concursos tras la última reforma de contratación pública


Sin embargo, que Cataluña ponga el acento en la innovación no implica que descuide la cuestión asistencial. De hecho, recuerda que su región ha incrementado el papel asistencial del farmacéutico comunitario con una cartera de servicios profesionales,  que se va ampliando poco a poco. Pero está claro que en materia de financiación la apuesta pasa por el pago por resultados: “No hay discusión sobre esto, es lo que hay y lo que está sucediendo. Más de la mitad de los tratamientos de cáncer de colon y de pulmón se financian en Cataluña mediante es fórmula”, afirma. 
 
Mientras, aunque la estrategia de País Vasco no excluye el elemento innovador, el acento se pone en la atención farmacéutica que se da al paciente en Atención Primaria y farmacia comunitaria (dado que en hospitales “el modelo de gestión está muy consolidado) y en la mejora de aspectos como la adherencia y la eficacia, explica Iñaki Betolaza, homólogo de Gilabert en el Gobierno vasco. Este impulso se afianza en el entorno sociosanitario, donde está llevando a cabo un nuevo “modelo de gestión” y por el que la región prepara un “proyecto de decreto” para la atención farmacéutica.
 
Asimismo, Betolaza añade su región está “a punto de cerrar un acuerdo para llevar a cabo un piloto para un servicio de seguimiento farmacoterapéutico con los colegios de farmacéuticos”. Una iniciativa que está incluida en la estrategia vasca de integrar de la manera más profunda posible a las boticas en los centros sanitarios.
 
Apuesta por los concursos y la centrales de compras
 
Estas cuestiones se han abordado en la mesa redonda ‘Modelo de gestión de la prestación farmacéutica en España’, celebrada en el marco del 36º Simposio de la Asociación Española de Farmacéuticos de la Industria (AEFI). Pero a pesar de las diferencias, todos sus participantes están de acuerdo en que los concursos autonómicos van a ser una herramienta fundamental en la gestión de la farmacia de las autonomías. Sobre todo tras la última reforma de la ley de contratación pública, explica Encarnación Cruz Martos, subdirectora general de Farmacia Productos Sanitarios del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). “No solo nos va a permitir acuerdos marco, sino que nos va a dotar de herramientas para hacer cualquier tipo de compra que permitirán hacer un traje a medida para cada medicamento”.
 
De hecho, en este sentido, Gilabert apuesta por ir más allá de los concursos de producto y abordar los de “producto, servicios, procesos, resultados o soluciones. Ese va a ser nuestro futuro”.
 
Un futuro que, en cambio, Betolaza ve más turbio. “El modelo del que estamos hablando es joven y no está consolidado” y reclama más cambios para que todo esto se pueda llevar a cabo. “Tenemos que hacer las cosas de otro modo y cambiar la fórmula de relación entre comunidades autónomas y Ministerio de Sanidad”, al tiempo que reclama que se hagan más transparentes los “criterios de financiación y reembolso”.