Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Política Sanitaria > Farmacia

Farmaindustria se suma a #CarryTorch para el trabajo colaborativo en I+D

La colaboración conjunta europea ha propiciado una amplia I+D de nuevos medicamentos

Jesús Acebillo, presidente de Farmaindustria.
Farmaindustria se suma a #CarryTorch para el trabajo colaborativo en I+D
Redacción
Viernes, 30 de junio de 2017, a las 11:10
La colaboración público-privada se ha convertido en un elemento clave para multiplicar las posibilidades de éxito en el desarrollo de nuevos medicamentos, sobre todo teniendo en cuenta que el proceso de I+D de los fármacos innovadores es cada vez más complejo y costoso. Constituyen una buena prueba de ello los buenos resultados conseguidos a lo largo de la última década por la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), que se lanzó en 2008 con el impulso de la Comisión Europea y la industria farmacéutica innovadora, con un presupuesto de 5.000 millones de euros, y que cuenta con la participación de más de 9.000 médicos e investigadores integrados en 1.500 equipos públicos y privados, así como de una treintena de organizaciones de pacientes de ámbito europeo.

En el caso de España forman parte de IMI un total de 131 equipos de investigación y 13 pymes y compañías farmacéuticas, además de 75 hospitales, universidades y organismos públicos de investigación.

Forman parte del IMI por España 131 equipos de investigación y 13 pymes



Gracias a los proyectos desarrollados en el primer tramo de esta iniciativa paneuropea (2008-2014) se han conseguido resultados tangibles como la creación de la mayor base de datos conocida de estudios sobre esquizofrenia (proyecto Newmeds); el desarrollo de posibles nuevos tratamientos contra la creciente resistencia microbiana (proyecto Bad Bugs), o la puesta en marcha de una base de datos de seguridad de medicamentos a partir de datos de la industria farmacéutica y de información pública de toxicología gracias al proyecto Etox, liderado desde España.

En la actualidad se desarrolla el segundo tramo del programa IMI (IMI2 – 2014-2024), que cuenta con un presupuesto de 3.276 millones de euros, de los que el 50 por ciento corresponde a la Comisión Europea y sirven para financiar la parte pública, y la mitad restante del coste es asumido, en su inmensa mayoría, por las compañías integradas en la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA).

Con el fin de destacar la importancia de la colaboración público-privada en la I+D de nuevos medicamentos, dentro de un modelo de innovación en abierto que resulta clave para el futuro avance la biomedicina, la EFPIA lanza hoy una iniciativa de divulgación a escala europea, a la que se suma Farmaindustria. Bajo la etiqueta #CarrytheTorch [Lleva la antorcha], la iniciativa se desarrollará preferentemente en el ámbito de las redes sociales con el objetivo de destacar la importancia del trabajo conjunto de entidades académicas, hospitales, asociaciones de pacientes y agencias reguladoras para el descubrimiento y desarrollo de futuras innovaciones terapéuticas.

Diagnósticos más precisos

Los consorcios público-privados establecidos en el marco de IMI2 llevan a cabo sus proyectos de I+D atendiendo a un esquema de desarrollo de la innovación terapéutica basado en nuevas herramientas de cribado y diagnóstico molecular de alta precisión, lo que permite seleccionar a aquellos colectivos de pacientes más apropiados para lograr los mejores resultados y asegurar la eficiencia tanto de la inversión como del trabajo de los investigadores.

Los proyectos de I+D abarcan un amplio abanico de patologías, si bien destacan las áreas de oncología, Alzheimer, esquizofrenia y depresión, enfermedades infecciosas, patologías inflamatorias o trastornos metabólicos.

“La I+D de nuevos medicamentos es un proceso muy complejo, largo y costoso; por eso es tan relevante, para poder avanzar, el desarrollo de proyectos de colaboración público-privados a escala europea, siempre dentro de un modelo de colaboración en abierto que favorezca el intercambio de conocimientos y la consecución de resultados favorables en el menor plazo posible”, explica Amelia Martín Uranga, responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria.

A su juicio, la iniciativa IMI dibuja el mejor escenario para lograr objetivos del máximo interés para los investigadores, las administraciones, las compañías y, por supuesto, los pacientes que esperan nuevas terapias, objetivos como optimizar y agilizar el proceso de I+D de nuevos medicamentos, desarrollar nuevos y más precisos biomarcadores para conseguir diagnósticos más certeros, incrementar la tasa de éxito de los ensayos clínicos y reducir las tasas de fracaso de las vacunas en últimas fases de la investigación, entre otros.