El 70% de las oficinas están adscritas a la web, mientras que Cantabria ya ha ampliado a los mutualistas de Muface

Farmacias dispensaron 3,6 millones de recetas electrónicas privadas en 2021
El presidente del Consejo de Colegios de Farmacia, Jesús Aguilar.


23 jun 2022. 15.30H
SE LEE EN 4 minutos
Las farmacias comunitarias dispensaron en el 2021 un total de 3.647.001 recetas a través de la modalidad electrónica que está en marcha para el sector privado desde hace dos años. Los datos evidencian el avance de esta fórmula después de que a finales de 2019 los principales colegios profesionales del área de la sanidad acordaran unos estándares mínimos de homologación para facilitar la interoperabilidad, la seguridad en el acceso y la transmisión de información.

Las cifras se han dado a conocer en el seno de la Memoria de Sostenibilidad que ha publicado el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) bajo el título “Farmacéuticos, vanguardia en salud”. El informe que recoge las actuaciones del último ejercicio muestra que el 70 por ciento de las oficinas de farmacia ya se han incorporado al portal web Dispensación, mientras que otro 20 por ciento dispone del software de gestión.

Paralelamente, el organismo colegial ha ofrecido ya datos también sobre el resultado de la receta electrónica para dispensar medicamentos a mutualistas de Muface, una alternativa que por el momento solo está disponible en Cantabria. Ya se han materializado 266.748 dispensaciones bajo esta herramienta. Aunque el objetivo es que antes de que finalice el 2022 se despliegue también en otras comunidades autónomas.

“Durante esta pandemia hemos desarrollado la receta electrónica privada que, junto con la receta electrónica pública y la de las mutualidades, proporciona seguridad en el proceso prescripción-dispensación, y que nos sitúa como referente mundial en digitalización y transformación de la Farmacia”, ha explicado en la memoria el presidente de CGCOF, Jesús Aguilar.


Los test de antígenos, el producto extranjero más demandado


El informe también ha permitido hacer una radiografía sobre otros aspectos de la profesión farmacéutica como el Código Nacional de Parafarmacia (CNP) que facilita a las oficinas de farmacia la adquisición de productos que están fuera del mercado nacional. La gran novedad de este año es que los test de antígenos se han situado como el segundo elemento más demandado por los profesionales debido a la pandemia de Covid-19.

En términos generales los cosméticos representan el grupo que más adjudicaciones ha protagonizado en el último ejercicio con un balance del 32,3 por ciento sobre el total de demandas. En segunda posición aparecen los productos sanitarios que han copado el 27,9 por ciento y en tercera los suplementos alimenticios con un balance del 25 por ciento. El resto de categorías (alimentos, puericultura, consumo, equipos de protección individual, biocidas, accesos dentales, cuidado personal) no superan ninguna el umbral del 5 por ciento.

Otra de las lecturas que arroja la memoria es la apuesta de los farmacéuticos por la profesión continuada para renovarse. En ese sentido, los cursos sobre vacunación del Covid-19 han sido los más demandados en el 2021. Han llegado a concentrar a un total de 3.052 alumnos, lo que le sitúa por delante de las capacitaciones sobre cribado del coronavirus, oído en farmacia o sistemas personalizados de dosificación.

Esta apuesta por la vacunación coincide también con las nuevas competencias profesionales que el Consejo de Farmacia ha presentado en el último año. Una de ellas será la vacunación, aunque no se incorporará al documento hasta finales del verano.“Cada competencia se ha desglosado en los conocimientos, las habilidades y las actitudes necesarias para la prestación de dicha competencia de forma no exclusiva ni excluyente”, ha comunicado la organización colegial en su memoria.

Más allá de las claves sobre el futuro de la profesión, el Consejo de Farmacia también ha plasmado en la memoria algunas de las claves económicas del último año que muestran un ligero retroceso en el apartado de ingresos hasta situarse en 12,1 millones de euros. Una tendencia que también se observa en el aprovisionamiento y los gastos externos de explotación que han menguado hasta los 7,4 millones.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.