Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:10
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

Las sociedades médicas piden al farmacéutico que "salga del sótano"

Casi la mitad de los medicamentos usados en Pediatría se utiliza 'off-label'

Manuel Romero, Pascual Piñera, Ana Lozano y Roi Piñeiro
Las sociedades médicas piden al farmacéutico que "salga del sótano"
Marcos Domínguez
Viernes, 07 de octubre de 2016, a las 13:10
Los clínicos lo tienen claro: necesitan al farmacéutico, pero lo necesitan al lado, junto al paciente. Así lo han manifestado los representantes de las tres sociedades científicas que han participado este viernes en el 61 Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

“Tenemos que sacar al farmacéutico del sótano y llevarlo a la zona de los clínicos”, ha explicado Manuel Romero, director gerente de los hospitales Virgen del Rocío y Virgen de la Macarena de Sevilla y vocal de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH). “Tendría que ser como el radiólogo, estar cerca del clínico, participar en la toma de decisiones”.

En manejo del paciente ingresado “tenemos que seguir ahondando en la seguridad”. Pero en enfermedades hepáticas, sobre todo, “necesitamos farmacéuticos expertos en paciente externo”, ha sostenido Romero. “La farmacia de hospital del siglo XXI tiene que caracterizarse por la integración en la práctica clínica”.

Si hay en el hospital un profesional que necesite al farmacéutico, ese es el pediatra: el 48 por ciento de los más de 600 fármacos que se utilizan en Pediamécum (la base de datos de medicamentos pediátricos) lo hacen fuera de la ficha técnica. “El uso de fármacos 'off-label' es muy habitual en Pediatría”, ha explicado Roi Piñeiro, jefe de Pediatría del Hospital General de Villalba y miembro del comité de medicamentos de la Asociación Española de Pediatría.

Pediatría y Urgencias

La elaboración de fórmulas magistrales para pacientes infantiles es muy habitual, ya sea porque el niño no puede deglutir una presentación sólida o porque necesitan ajustes en la dosis. Pero todo esto no puede ocurrir “por teléfono”. “Hay mucha carga asistencial, pero tenemos que buscarnos para hablar”, afirma Piñeiro, matizando: “Hay que compartir los casos clínicos para tomar una decisión conjunta”.

Desde urgencias, el llamamiento también es claro. Pascual Piñera, jefe de Urgencias del Reina Sofía de Murcia y vicepresidente de Semes, ha explicado que una buena parte de hasta el 30 por ciento de errores médicos en urgencias se pueden solventar con la presencia del farmacéutico.

“Hay muchos servicios que desconocen la importancia que pueden tener los farmacéuticos en la clínica diaria”, advierte. Por eso, ve necesaria la salida de la farmacia y colaborar, al lado del clínico, en su labor complementaria a la del médico.