Las recomendaciones de 'no hacer' deben medirse y mejorar su redacción

Las iniciativas para una atención racional se han implantado de forma desigual en las comunidades autónomas

Javier Marco, Olga Monteagudo, José Antonio Romero, Isaura Rodríguez y Alberto Frutos.
Las recomendaciones de 'no hacer' deben medirse y mejorar su redacción
Elaborar unas recomendaciones sobre las intervenciones de escaso valor terapéutico para ofrecer una atención de mejor calidad, conocidas generalmente por las 'no hacer', tienen que tener una buena redacción y ser medibles.


Esto es lo que ha señalado Olga Monteagudo, jefa de Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Consejería de Salud de la Región de Murcia, en el marco del V Encuentro Global de Farmacia Hospitalaria, organizado por Sanitaria 2000 y auspiciado por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

"Si el panel que elaboramos las recomendaciones tuviera que hacerlo de nuevo, no las redactaríamos de la misma forma", ha admitido, destacando que "una sola frase no puede dar todo el sentido de una recomendación".

Los ponentes de este V Encuentro de Farmacia Hospitalaria han hablado de las recomendaciones de 'no hacer' y la desprescripción.

No obstante, más importante es la necesidad de poder medir la implantación de las recomendaciones a través de indicadores porque, si no, "jamás se van a poder implantar en una comunidad autónoma".

Hablando de comunidades autónomas, a la palestra ha saltado la duda de si el distinto nivel de implantación de estas medidas en las diferentes regiones implica una merma en la equidad sanitaria y, por tanto, es necesario una estandarización de las recomendaciones.

Esto ha sido algo apuntado por José Antonio Romero, del Servicio de Farmacia del  Hospital de La Paz (Madrid), moderador de la mesa sobre el papel de la Farmacia Hospitalaria en la desprescripción y las pseudoterapias. "¿Hay que armonizar?", se ha preguntado. "Esto también es equidad, ¿qué herramientas tenemos y cómo las podemos mejorar?"

No obstante, el internista Javier Marco, jefe de Sección en el Hospital Clínico San Carlos (Madrid), ha desdramatizado el asunto, al considerar que "no es necesario estandarizar de tal manera".

Acceso a todas las imágenes del evento en el álbum de Facebook

Javier Marco, Olga Monteagudo, José Antonio Romero, Isaura Rodríguez y Alberto Frutos Pérez-Surio.

Javier Marco, Olga Monteagudo, José Antonio Romero, Isaura Rodríguez y Alberto Frutos Pérez-Surio.


Marco ha destacado que el paciente medio de los Servicios de Medicina Interna tiene una edad avanzada y es pluripatológico, "vienen a veces con 12 fármacos, y tenemos ingresados con 20 fármacos que no les puedo quitar", como algunos psicofármacos, que no se pueden retirar de una vez.


Rodríguez Penín: "Si no es necesario, puede hacer daño"


Por ello considera el apoyo del farmacéutico de hospital esencial para hacer su trabajo, "y eso que la herramienta informática que usamos en el hospital no es muy buena", reconoce.

En la misma línea del 'no hacer' ha incidido Isaura Rodríguez Penín, jefa de Farmacia del Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol (La Coruña), que ha incidido en la "ilusión terapéutica" que implica el excesivo entusiasmo con intervenciones de efectos muy pequeños, llamando a "combatir el exceso" y advirtiendo de que "nos saltamos continuamente el umbral de referencia".

Así, ha recalcado: "Si no es necesario, puede hacer daño. Es que no estamos hablando tanto de coste como de riesgos". Y ha recordado varios ámbitos donde se impone una reflexión, como los programas de diagnóstico precoz en Oncología, que no se han mostrado tan eficaces como se pensaba.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.