Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

La SEFH colabora en la puesta en marcha de 'El Jardín de mi Hospi'

Las donaciones solidarias de su 60 Congreso Nacional han posibilitado este espacio lúdico

Eva Romá y Javier García Pellicer.
La SEFH colabora en la puesta en marcha de 'El Jardín de mi Hospi'
Redacción
Viernes, 15 de junio de 2018, a las 13:10
Pacientes pediátricos del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia y sus familiares podrán salir a jugar cada día al aire libre gracias a ‘El Jardín de mi Hospi’, un espacio puesto en marcha por la Fundación Juegaterapia.

Es un espacio instalado en la azotea de la segunda planta del hospital y que ha contado con el apoyo económico de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), que durante el 60 Congreso Nacional –celebrado en Valencia en 2015– se decidió realizar una donación para ayudar a su construcción.

Javier García Pellicer, tesorero de la SEFH y presidente del Comité Organizador del citado congreso, señala que “decidimos dirigir la responsabilidad social corporativa del mismo hacia los damnificados del terremoto de Nepal de 2015 y, sobre todo, hacia la Fundación Juegaterapia”.

“Cuando leímos el eslogan ‘La quimio jugando se pasa volando’, no tuvimos ninguna duda porque qué mejor que colaborar en hacerles más llevadera a nuestros pequeños pacientes la quimio jugando, cuando somos partícipes del diseño de la misma con el resto del equipo asistencial, cuando la validamos y cuando la elaboramos con tanto amor y cuidado para que no haya ningún error, para que se curen”.

Jardín infantil

‘El Jardín de mi Hospi’ se ha inaugurado por fin esta semana, con Pellicer y otros miembros de la SEFH presentes. Es el tercer jardín infantil que pone en marcha la Fundación Juegaterapia después de los que ya están en funcionamiento en las azoteas de La Paz y el 12 de Octubre, en Madrid.

El espacio comprende dos recintos unidos y con accesos independientes por dos puertas. En el primero, los pacientes pediátricos encuentran asientos dispuestos en anfiteatro para disfrutar de espectáculos y un espacio central donde una estructura crea un ambiente para dejar volar la imaginación.

Una zona ajardinada sirve de conexión entre los dos recintos, donde se sitúa un parking de motos y ‘kiciclos’ con los que recorrer el jardín. En el segundo recinto hay varios columpios. Además, tendrá una mesa de ping pong, porterías de fútbol, canastas de baloncesto, toboganes, balancines y futbolines.