Esta revisión incluye las recomendaciones clínicas de 41 antídotos, así como sus indicaciones, posología y conservación

La guía de antídotos se actualiza para una atención al paciente más eficaz
Autores de la quinta edición de la Guía de Antídotos.


18 feb 2022. 11.40H
SE LEE EN 5 minutos
Ya está disponible la quinta edición de la "Guía de Antídotos para los centros hospitalarios de Cataluña", actualizada en este mes de febrero de 2022. En ella se incluyen las recomendaciones clínicas para un total de 41 antídotos. En esta nueva edición, se ha revisado la evidencia científica de cada uno de los antídotos y se han incluido nuevos apartados como las recomendaciones sobre la vía de administración, la utilización en el embarazo y la lactancia, así como las reacciones adversas de los antídotos en los pacientes intoxicados.

Una guía que permite, según Raquel Aguilar Salmerón, miembro de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) y de la Sociedad Catalana de Farmacia Clínica (SCFC), "un acceso más rápido y sintético para que los sanitarios tengan toda la información necesaria a mano y poder agilizar la atención al paciente". Además, la experta en antídotos explica en declaraciones a Redacción Médica que "las intoxicaciones no son una patología muy frecuente en los servicios de urgencias, pero cada día se atienden casos y, en algunos de ellos, es muy importante disponer de una buena guía de antídotos que puede contribuir a salvar la vida del paciente.".

Es decir, "esta actualización permite al profesional sanitario tener de una forma esquemática toda la información relevante en cuanto a la utilización de los antídotos en las intoxicaciones agudas", señala Aguilar Salmerón. En esta última versión "se han añadido nuevos antídotos como los quelantes ácido dimercapto-succínico (DMSA) y ácido dimercapto-propano-sulfónico (DMPS), entre otros".

El objetivo de esta guía, según los miembros del Grupo de Antídotos, "es disponer de la información actualizada y consensuada sobre la utilización de antídotos, así como de las dotaciones que deben tener los hospitales de este tipo de medicamentos", unos fármacos cuya disponibilidad está facilitada "a través de los hospitales catalanes que pertenecen a la Red de Antídotos". Asimismo, la experta manifiesta que, que esta guía de antídotos es también el fruto de la colaboración entre el Grupo de Antídotos de la SCFC y el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya.".

La Generalitat elaboró la primera guía de antídotos en 1986


En 1986, la Generalitat elaboró la primera guía de antídotos para los servicios de urgencia. Su objetivo era que todos estos servicios de los distintos hospitales dispusieran de recomendaciones de este tipo de medicamentos específicos con la finalidad de resolver emergencias toxicológicas, además de una información específica para cada uno de ellos. Sin embargo, se dieron cuenta de que la disponibilidad de determinados antídotos en los hospitales era compleja ya que podía estar condicionada por diferentes factores como son:
  • La frecuencia de presentación de una intoxicación en una determinadas zona geográfica.
  • La urgencia de administración del antídoto.
  • Las dificultades de adquisición cuando se trata de una fármaco que no está comercializado en España, así como su corto periodo de validez y, en algunos casos, su elevado coste.
Ante esta situación, en el año 2013 se creó el Grupo de Trabajo de Antídotos de la SCFC, integrado por cuatro farmacéuticos hospitalarios y cuatro toxicólogos clínicos con amplia experiencia en el tratamiento de intoxicaciones agudas tanto en el paciente adulto como pediátrico.

Un trabajo conjunto que, a lo largo de los años, ha permitido la creación de esa "Guía de Antídotos para los centros hospitalarios de Cataluña” con la intención de ser una recomendación cualitativa y cuantitativa actualizada sobre los antídotos que deberían estar presentes en los hospitales, en función de su nivel de complejidad asistencial, y también establecer las indicaciones toxicológicas y recomendaciones más consensuadas de posología en adultos y niños.

La Red de Antídotos: así es como se creó


La primera edición de esta guía de antídotos se publicó en junio de 2016 gracias al grupo de trabajo de la SCFC. Durante el proceso, el grupo "se dio cuenta de que para determinados antídotos de elevado coste, corto periodo de caducidad y/o problemas de suministro, era muy difícil que los hospitales pudiesen disponer de una dotación óptima y que era necesario disponer de un modo de comunicación online que permitiese conocer la disponibilidad de los mismos entre hospitales próximos para gestionar los stocks de manera más eficiente", expresa Aguilar Salmerón.


"La Red de Antídotos contribuye a mejorar la disponibilidad de los antídotos en los hospitales"



Una idea a raíz de la cual, según Aguilar Salmerón, surge la creación de "la Red de Antídotos contribuye a mejorar la disponibilidad de los antídotos en los hospitales" y añade que, "en caso de que a algún hospital necesite un antídoto para tratar a un paciente intoxicado, pueda solicitar un préstamo a un hospital cercano". Actualmente la Red de Antídotos está en proceso de expansión al resto de Comunidades Autónomas gracias a que en el año 2017 se firmó un proyecto de colaboración entre la SCFC y la SEFH.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.