Establece qué no hacer en docencia, investigación, liderazgo, pacientes externos y uso de terapias avanzadas

Farmacia Hospitalaria recopila las "malas prácticas" de la especialidad
Ramón Morillo Verdugo, Mar San Jurjo, Jose Luis Poveda Andrés y Dolors Soy Muner.


21 oct 2021. 11.50H
SE LEE EN 6 minutos
Para garantizar el desarrollo profesional y una buena calidad asistencial en muchas ocasiones es más importante saber qué no se debe hacer que saber los pasos ideales. En ese sentido, desde el 66º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) han querido resaltar que cuestiones se deben evitar en el ámbito de la docencia, investigación, liderazgo, tratamiento de pacientes externos y uso de terapias avanzadas.

Para ello, la sociedad ha reunido a Ramón Morillo Verdugo, farmacéutico del Hospital Universitario Virgen De Valme; José Luis Poveda Andrés, expresidente de la SEFH; Dolors Soy Muner, directora de formación de la SEFH; y María Sanjurjo Saez, Jefa de Servicio de Farmacia Hospitalaria en el Hospital Universitario Gregorio Marañón.

Para Morillo Verdugo la profesión está viviendo una época impresionante en general y, especialmente, en el tratamiento de los pacientes externos. Un área donde el experto recomienda ahondar en las necesidades del paciente de hoy dejando atrás la orientación clásica de la Farmacia Hospitalaria. “Nos piden atención en función de su necesidad, que estemos vinculados con ellos y al equipo asistencial. Tenemos que ofrecerles una asistencia farmacéutica continuada. La estrategia pasa por cambiar el enfoque”, detalla.

El experto también aboga por orientar la atención a la resolución de los problemas y trabajar con un abordaje multidimensional. “De expertos en medicamentos tenemos que pasar a ser expertos de la relación del paciente con su farmacoterapia. Ya no se trata de estar en el equipo multidisciplinar sino de ser parte de ellos y hablar el mismo idioma”, explica Morillo Verdugo.


"De expertos en medicamentos tenemos que pasar a ser expertos de la relación del paciente con su farmacoterapia"



Otras de las cuestiones a no hacer planteadas por el especialista son: planificar la atención farmacéutica sin conocer el nivel de estratificación asistencial; dejar atrás a los pacientes cuando inician el tratamiento y no dar una visión mantenida en el tiempo; atender sin cita y sin programación asistencial; establecer una estrategia de mejora sin tener en cuenta la evidencia que certifica los mejores pasos; utilizar la entrevista clínica en lugar de la entrevista motivacional; y no obviar la densidad de los resultados.

¿Qué no se debe hacer en docencia?


El primer consejo de Soy Muner para mejorar o mantener los conocimientos pasa por la importancia que le da cada profesional a la formación básica continuada. “Es mucho más interesante participar en cursos de CAR-T que en cursos de escritura clínica o estadística. Pero lo primero no existe sin lo segundo. No debemos descuidar nuestra formación básica “, resalta la directora de formación de la SEFH.


"No investiguemos en solitario, comuniquémonos más y mejor compartiendo tanto los éxitos como los fracasos” 



En cuanto a la oferta, la especialista resalta que no se debe priorizar la cantidad por encima de la calidad, centrándose en dos áreas como mucho. Además, cree que no se debe descuidar al alumnado y preguntarle qué necesitan y dónde consideran que hay lagunas de formación.

En cuanto a la labor investigadora, Soy Muner reivindica dejar atrás el egocentrismo y compartir abiertamente los resultados. “No investiguemos en solitario, comuniquémonos más y mejor compartiendo tanto los éxitos como los fracasos”, detalla la especialista, quien anima a todo el mundo a no renuncia a investigar.

¿Qué cuestiones se deben evitar en el liderazgo farmacéutico?


Por su parte, para aumentar la eficiencia de los equipos de Farmacia Hospitalaria, Sanjurjo recomienda dejar de hacer lo que aporta poco valor. “Hay que priorizar cada actividad en función del valor que aporta a los pacientes. Ni todos los pacientes ni medicamentos requieren el mismo seguimiento”, detalla.

Además, cree que el liderazgo jerárquico es cosa del pasado y se debe apostar por un liderazgo compartido con el foco puesto en las personas que integran el equipo. “Tenemos profesionales bien formados, implicados y con un alto compromiso. Debemos utilizar a nuestro favor su ilusión y el orgullo de pertenencia que tienen. A las personas hay que hacerlos crecer, hay que darles formación y tecnología. Poner en su mano todas las oportunidades que necesiten”, resalta Sanjurjo.


"Hay que priorizar cada actividad en función del valor que aporta a los pacientes"



La facultativa también cree que no se debe intentar abarcar todo y hay que dar autonomía a los profesionales. “Los jefes de servicio ni sabemos de todo ni podemos estar en todos los sitios. No podemos ser cuellos de botellas, la gente debe tener capacidad de decisión y margen de maniobra”, asegura.

¿Cuál es el papel del farmacéutico en las terapias avanzadas?


La Farmacia Hospitalaria, según José Luis Poveda, aún debe decidir el espacio que quiere ocupar dentro de las terapias avanzadas, es decir, si quiere ser protagonista o espectadora. “Si queremos empezar en este mundo disruptivo que va a formar parte del arsenal terapéutico es un momento decisivo para tomar el rumbo que estimemos oportuno. Si hacemos una carrerita todavía podemos coger el tren”, detalla el expresidente de la SEFH.

Para el experto, la recepción de terapias innovadoras como las CAR-T pilló a los servicios de Farmacia Hospitalaria sin la estructura adecuada: “Estamos esperando a que la industria traiga todas las terapias avanzadas, pero debemos dar un paso más para que las unidades estén preparadas”.


"Es imprescindible un liderazgo de la SEFH en la creación de terapias avanzadas articulando una red de farmacias de referencia"



Una estructura que José Luis Poveda ha logrado montar en su hospital y la cual refleja que es posible organizarla en cualquier complejo hospitalario. “Muchos grandes hospitales están recibiendo terapia génica y tienen que condicionar salas, las llamadas salas blancas. Casi todas las salas cumplen con los criterios necesarios. Es imprescindible un liderazgo de la SEFH en la creación de terapias avanzadas articulando una red de farmacias de referencia”, detalla el facultativo, quien considera que el marco regulatorio para la fabricación de las CAR-T ofrece la opción de crear medicamentos personalizados y es algo que no se puede dejar pasar.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.