Los expertos reunidos por SEFH reivindican un "empoderamiento" del paciente para aumentar el tratamiento farmacológico

"Debemos integrar la voz del paciente para mejorar la toma de decisiones"
Enric Barba Ibáñez, Noemí Martínez López De Castro y María Jesús Lamas Díaz.


19 oct 2021. 11.40H
SE LEE EN 5 minutos
Situar al paciente en el eje de la actividad reguladora, en los modelos asistenciales y en la interpretación de los resultados en salud. Esta es la receta para mejorar en la toma de decisiones según los expertor reunidos en la mesa 'La implicación del paciente en los resultados en salud: estado actual y propuestas de futuro', que ha tenido lugar este martes en el 66º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

“Sin datos no podemos tomar decisiones y sin decisiones no podemos progresar”, reivindica Noemí Martínez López De Castro, especialista farmacéutica en el Complejo Hospitalario de Vigo y moderadora de una mesa que ha contado con María Jesús Lamas Díaz, directora de la Agencia Española del Medicamento (Aemps); Rafael Bengoa Rentería, codirector del Institute for Health and Strategy (SI-Health); y Enric Barba Ibáñez, miembro de ESMO (European Society of Medical Oncology) como “Patient Advocate”.

Para Barba Ibáñez la especialidad debe averiguar cómo obtener unos resultados en salud que logren mejorar el valor en sanidad y, para ello, se debe tener en cuenta la voz de los pacientes: El empoderamiento del paciente es el resultado de haber obtenido una alta calidad asistencial, de escuchar al paciente e involucrarlo en la planificación de su cuidado y lograr así un cambio de paradigma que logre introducir la voz del paciente en los procesos que se llevan a cabo en los hospitales”.

El experto aboga por entender al paciente como una persona que ve, escucha, piensa, siente, dice y hace. Unas características que le permiten emitir un juicio valorativo sobre el tratamiento y medicamentos que percibe. En base a esta premisa, Barba Ibañez alude a dos baremos que permiten evaluar estos “sentimientos”: el Patient Reported Outcome Measueres (Proms) y el Patient reported experience measures (Prems). El primero de ellos sirve para medir los resultados clínicos y el segundo se basa en el análisis de la percepción de un paciente acerca de su experiencia con los cuidados y la atención sanitaria recibida. 

Lo importante es que los resultados se incluyan en la práctica hospitalaria porque la monitorización de la experiencia y los resultados de los pacientes crean una apuesta en común entre médicos y pacientes, y entre la gerencia del hospital y todos los equipos para tomar decisiones compartidas que mejoren la excelencia o la gestión hospitalaria”, reivindica el experto, quien considera que los Proms y los Prems deberían integrarse en el registro electrónico de los pacientes y usarse como herramientas de mejora de la gestión hospitalaria para aumentar el valor en sanidad.


Situar al paciente en el eje de la actividad reguladora


Por su parte, la presidenta de la Aemps ha reivindicado el papel del paciente en la regulación de los medicamentos. “Por transparencia, rendición de cuentas, cuestiones éticas y por optimizar la labor de desarrollo, los pacientes deben participar en la actividad reguladora de medicamentos y productos sanitarios”, explica Lamas Díaz.


Lamas: "Los pacientes deben participar en la actividad reguladora de medicamentos y productos sanitarios"



Para la dirigente del organismo, los pacientes son los verdaderos protagonistas en la regulación de medicamentos y, por lo tanto, se deben crear nuevos espacios de participación para generar una mayor capacidad de influencia y decisión.

“Hay que seguir promoviendo la figura del paciente experto porque mejora los comités en los que participa con su opinión, cuando tienen la capacidad para integrar el conocimiento que surge de esos comités. Debemos aprovechar el conocimiento de los pacientes para una mejor evaluación del beneficio/riesgo” resalta Lamas Díaz, quien también apunta a una mejora de las instituciones para atraer y aumentar la confianza de la población en las instituciones.


¿Qué modelos asistenciales y organizativos logran mejores resultados?


La tercera pata para lograr el empoderamiento del paciente es el modelo asistencial y organizativo en el que se mueve. En este sentido, Bengoa Rentería apuesta por un cambio progresivo hacia un modelo integrado dejando atrás el actual modelo estanco donde los reingresos a causa de la medicación representan el 26 por ciento del total.

“Es evidente que hay un trabajo que se puede hacer, pero en un modelo fragmentado va a ser muy difícil de solucionar. Para mejorar esto desde Farmacia Hospitalaria se debería pasar a un modelo integrado. Estamos ante un reto de calidad, gestión y sostenibilidad”, detalla el codirector del SI-Health.

Para el experto la complejidad de terapias con medicamentos ha crecido sustancialmente en los últimos años y esto exige una mayor interactuación de los pacientes con los farmacéuticos. Asimismo, se exige más interactuación de los farmacéuticos con otros prestadores, tanto dentro como fuera del hospital, y crece la importancia de la coordinación de cuidados. Por lo tanto, según Bengoa Rentería, mayor será la eficacia y seguridad del proceso de medicación si atendemos en un modelo diferente.


Bengoa: "No se trabaja de una forma lo suficientemente interdisciplinar. Debemos ir hacia esa dirección, pero actualmente es un salto demasiado ambicioso"



“La mayoría de los profesionales de la salud trabajan en un modelo que no les permite optimizar toda la Medicina que conocen. La implicación para los pacientes y los profesionales es muy dramática. No se trabaja de una forma lo suficientemente interdisciplinar. Debemos ir hacia esa dirección, pero actualmente es un salto demasiado ambicioso. Primero hay que pasar a redes clínicas intrahospitalarias, después a redes interhospitalarias y de Atención Primaria,  y llegar al sistema integrado maduro. Debemos colaborar, trabajar en equipo y mostrar un liderazgo clínico para los que de arriba vean que podemos cambiar las cosas”, concluye Bengoa Rentería.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.