Las niñas sueñan con ser médicas, los niños prefieren ser ingenieros

Medicina desbanca a Magisterio como la opción favorita entre ellas, según un estudio de la OCDE

Los estudiantes con mejores notas optan por Medicina.
Las niñas sueñan con ser médicas, los niños prefieren ser ingenieros
mié 22 enero 2020. 12.40H
La vocación por estudiar Medicina entre los niños y niñas no ha parado de crecer en los últimos años. De hecho, es la primera opción entre ellas, dado que el 15,6 por ciento optaría por esta formación, desbancando así a Magisterio, su opción favorita en el año 2000. Así se desprende de los últimos datos elaborados por la OCDE, que revela cómo desde el año 2000 al 2018 Medicina ha escalado como preferencia laboral.

En el caso de ellos, un 6 por ciento sueña con ser médico, aunque el 6,7 prefiere ser empresario y un 7,7 por ciento ingeniero, siendo Medicina la tercera opción. Este porcentaje es superior al de los primeros años de siglo, cuando el 4,5 por ciento se inclinaba por formarse para ser doctor, frente al 4,9 por ciento que quería ser ingeniero, el 6,1 por ciento profesional de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y un 6,8 por ciento empresario. De este modo, las mujeres casi triplican sus ganas de ser médico respecto a ellos (15,6 respecto al 6 por ciento).

Algo similar sucede si observamos las prioridades profesionales según el estatus socioeconómico de los más jóvenes. Así, entre las familias más pudientes, Medicina se ha consagrado en 2018 como la opción favorita para una mayoría que supone el 9,4 por ciento, relegando al segundo lugar a la posibilidad de ser profesor, primera opción en el año 2000 con un índice del 8,7 por ciento.

Si nos remitimos a quienes cuentan con menos recursos, Medicina se mantiene como la primera opción y, además, consigue adeptos, dado que el año 2000 era la opción favorita mayoritaria con un 10,5 por ciento y, actualmente, lo es con el 14,5 por ciento.


Prioridades según el rendimiento económico


Otro de los criterios que tiene en cuenta este estudio a la hora de establecer las preferencias laborales de los más jóvenes es el rendimiento académico. En el caso de aquellos que presentan un bajo rendimiento, ser doctor no está entre la principal preferencia. Si en el año 2000 la mejor opción era Magisterio con un 8,4 por ciento, ahora lo es empresariales con un 9,6 por ciento. No obstante, en ambas fechas, Medicina ha sido la segunda opción con un 8,2 y un 8,9 respectivamente (año 2000 y 2018).

En el otro lado, los estudiantes con mejor rendimiento mantienen y refuerzan a la Medicina como la primera opción de salida laboral. De hecho, si el 9,2 por ciento lo prefería en el 2000, el 14,1 por ciento lo prefiere actualmente.

A lo largo de los años, la preferencia por estudiar Medicina se ha reforzado en todos los parámetros analizados por la OCDE. De hecho, se observa una tendencia en el conjunto de países analizados que lleva a concentrar en unas pocas ocupaciones las aspiraciones profesionales de los jóvenes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.