15 dic 2018 | Actualizado: 10:00

Satse exige estudios psicosociales que midan el estrés de las enfermeras

Debido a la presión que sufren estos profesionales sanitarios en verano

El sindicato de enfermería advierte del estrés al que se ven sometidas las profesionales en verano.
Satse exige estudios psicosociales que midan el estrés de las enfermeras
dom 25 junio 2017. 11.50H
Redacción
La falta de plantillas de enfermería y personal auxiliar de enfermería en los hospitales agudiza un verano más la presión del personal sanitario por estrés laboral y deteriora de forma severa las condiciones de trabajo , según denuncia Satse Murcia en este comienzo de campaña de vacaciones.

Hay practicas abusivas llevadas a cabo desde las gerencias con la dotación de los llamados Equipos Volantes (EVO). Están compuestos por enfermeras y auxiliares destinados a servicios que, por su carácter estructural, no les corresponden, y cuyo objetivo último es encubrir y maquillar la falta de plantillas. Esta mala praxis se está perpetuando. Los profesionales trabajan sin adscripción a ningún servicio, se les manda a diferentes unidades, según necesidades, y para más inri, en su mayoría tienen contratos temporales”, indica en un comunicado el sindicato de enfermería.

A la práctica totalidad del personal que integra estos equipos no se les respeta una planificación de calendario laboral y se les cambia de turno o libranza de jornada en función de la necesidad. Estas circunstancias condicionan su entorno social y la conciliación familiar. Además, el cambio sistemático de puesto de trabajo, genera situaciones de ansiedad y estrés agudo.

Para una buena praxis es necesaria una adaptación al puesto, así como conocimientos previos de los usuarios y de la unidad a la cual se le destina el personal de enfermería por la diversidad de especialidades existentes.

Disminución

En los periodos veraniegos, como el actual, aún se agrava más la situación agobiante del resto del año. Se disminuye la presencia de enfermeras, tanto en primaria como en especializada de manera notable. Según datos del Sistema Murciano de Salud, se prevé sustituir sólo un 40 por ciento de las enfermeras en los hospitales, y un 15 por ciento en los centros de salud. Este dislate ocurre en vacaciones de verano en una región que recibe a miles de turistas y que en julio y agosto soporta una gran movilidad de la población de unas zonas a otras de la Comunidad Autónoma.

En los centros de salud no son sustituidas y cargan con el trabajo de la compañera que está de vacaciones y el suyo propio, a coste cero. Solo se sustituye a quienes están solas en el centro de salud.

Como añadido a la mejora de las condiciones, Satse Murcia pide que, junto con el contrato de sustitución del verano, se ofrezca a estos profesionales una formación en riesgos psicosociales ante la certeza de que van a sufrir unos niveles de estrés elevados y unas  condiciones laborales no deseadas.

Además, el sindicato ha solicitado un estudio psicosocial del personal que integra estos equipos a través de los comités de Salud Laboral de los centros por considerar que la precariedad de sus condiciones laborales afecta a la salud y a su entorno social.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.