25 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Política Sanitaria > Enfermería

La enfermería española condena el asesinato de una compañera Palestina

La profesión hace un llamamiento a la comunidad internacional exigiendo “garantías para los que se juegan la vida"

Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.
La enfermería española condena el asesinato de una compañera Palestina
Redacción
Lunes, 04 de junio de 2018, a las 18:10
El Consejo General de Enfermería ha condenado "enérgicamente" la muerte de la enfermera Raza al-Najjar que fue asesinada el pasado viernes en la frontera entre Palestina e Israel mientras trabajaba como voluntaria para ayudar a la población afectada por las protestas que están teniendo lugar las últimas semanas.

La enfermera, de 21 años, trabajaba como voluntaria desde que empezaron las protestas que se han calificado cómo la Gran Marcha Retorno y su única protección era un chaleco médico que la identificaba como profesional sanitario. No es la única víctima sanitaria que se ha llevado este conflicto, que ya ha acabado con la vida de un médico y cuenta con más de 200 sanitarios heridos.

Ante estos hechos, Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería condena “la muerte de una profesional cuya función no era otra, que asistir a civiles heridos e intentar “salvar vidas humanas” en un espacio hostil fronterizo; y a propósito del Derecho Humanitario Internacional, reclama “garantizar la seguridad de los profesionales sanitarios que se juegan la vida en este tipo de conflictos”.

Del mismo modo, el presidente del CGE ha querido mostrar su “apoyo a los familiares y amigos de Raza al-Najjar” y poner en valor el “esencial trabajo de los profesionales sanitarios que entregan su vida”, por su parte, califica esta triste noticia como una “terrible pérdida” y lamenta cualquier “muerte de civiles por un conflicto político”.

Más seguridad ante los brotes epidémicos

Desde el Consejo General de Enfermería se quiere poner de manifiesto la esencial importancia que tiene la profesión en cualquier tipo de crisis. Y recordar el riesgo ante el que se exponen sus profesionales para garantizar los cuidados allá donde ejercen su profesión.

Por ello, del mismo modo, el CGE lamenta el caso de la enfermera cooperante de República Democrática del Congo que recientemente perdió su vida como consecuencia de la exposición al virus Ébola mientras ejercía la atención sanitaria humanitaria en el nuevo foco epidémico surgido en la región noroccidental del país, y a propósito de este lamentable suceso, se reclama “más seguridad para las enfermeras en lugares de conflicto y brotes epidémicos”, señala Florentino Pérez Raya.