19 dic 2018 | Actualizado: 20:20

El Colegio de Enfermería denuncia presiones de los candidatos a presidirlo

En un comunicado, el colegio asturiano transmiten hasta ocho puntos a los colegiados para aclarar su posición

Elena Fernández Ardisana, presidenta de la Junta de Edad.
El Colegio de Enfermería denuncia presiones de los candidatos a presidirlo
lun 26 noviembre 2018. 14.30H
La Junta de Edad del Colegio de Enfermería del Principado de Asturias fue designada hace año y medio por el Consejo General de Enfermería de España  a presidir el Colegio de Enfermería del Principado de Asturias, después de anular las últimas elecciones a la institución por graves irregularidades denunciadas por varios compañeros.

Ante las crecientes presiones por parte de personas y entidades con intereses directos de aspirar a presidir el Colegio asturiano en las próximas elecciones que se celebren, los miembros de la Junta de Gobierno de esta institución han elaboardo un comunicado donde transmiten hasta ocho puntos a los colegiados y a la sociedad. 

Según reza el comunicado, la junta de edad, tal y como establecen los Estatutos, está conformada por las enfermeras colegiadas con mayor antigüedad. "Las personas que la constituimos somos enfermeras independientes e imparciales, con una trayectoria intachable de muchos años de práctica profesional en centros sanitarios. Nuestros cargos en la Junta de Edad son provisionales y nuestra única motivación para aceptarlos es devolver la normalidad, la credibilidad y el prestigio institucional al Colegio de Enfermería del Principado de Asturias. Una institución que pertenece a los 6.000 profesionales de enfermería asturianos", explican. 

Presiones


En este sentido, prosiguen, "aunque ya hace año y medio que tomamos posesión de nuestros cargos, hasta hace cuatro semanas, concretamente el 29 de octubre, no hemos podido acceder al Colegio para poder gestionar la institución. A lo largo de todo este tiempo, hemos tenido que trabajar desde nuestras casas, dedicando un tiempo que hemos venido arrebatando a nuestras familias y amigos, y a nuestros trabajos, soportando todo tipo de trabas y de presiones. Presiones que, a día de hoy seguimos soportando y que, en nuestro caso, resultan absolutamente injustas porque en nuestro caso, de lo único que se nos puede acusar es de trabajar por la enfermería, por la institución y por los pacientes, de forma absolutamente altruista y desinteresada".

"Es rotundamente falso que los Estatutos del Colegio de Enfermería establezcan que la única función de una Junta de Edad sea convocar elecciones. La Junta de Edad es una figura creada para situaciones de emergencia con el objetivo de actuar a modo de gestora, como tal debe desarrollar todas las actuaciones que sean necesarias para devolverle a un Colegio Profesional a la senda de la normalidad, la democracia y el buen funcionamient", afirman. 

"Algunos miembros de la anterior Junta de Gobierno del Colegio de Enfermería del Principado de Asturias están siendo investigados por presuntas irregularidades que podrían conllevar responsabilidades en el ámbito judicial y que deben aclararse. Nuestra responsabilidad como Junta de Edad conlleva gestionar el día a día del Colegio y al mismo tiempo realizar las investigaciones, análisis, auditorías y registro de actuaciones que sean necesarias para, llegado el caso, exigir o depurar las responsabilidades que pudieran existir.


"Es falso que los Estatutos del Colegio de Enfermería establezcan que la única función de una Junta de Edad sea convocar elecciones"


"Los miembros de la Junta de Edad estamos inmersos en un proceso de revisión de todas las actuaciones, decisiones, gastos y acuerdos llevados a cabo hasta la fecha. Somos enfermeras, no somos economistas, ni abogadas, ni auditoras, por ello, para poder hacer bien esta labor necesitamos la ayuda y el asesoramiento de profesionales del ámbito del derecho, la contabilidad y la economía. Vamos a llevar a cabo una auditoría independiente de todas las cuentas, también se ha solicitado y acordado la intervención del Colegio por parte del Consejo General de Enfermería como máxima entidad colegial, para que juntos podamos depurar todas las responsabilidades que pudiesen dirimirse tras el proceso de revisión de las actuaciones, decisiones y acuerdos llevados a cabo en los últimos años".


"Desnaturalizar nuestra verdadera responsabilidad"


Por tanto, aseguran, "salir ahora a asegurar que nuestra responsabilidad radica exclusivamente en convocar elecciones, es faltar a la verdad, desprestigiar nuestros Estatutos y desnaturalizar nuestra verdadera responsabilidad que, todo sea dicho, no resulta en absoluto agradable para nadie por la grandísima responsabilidad que supone y las posibles consecuencias judiciales que podrían conllevar para terceros. Responsabilidad que, aun así, asumimos por nuestro respeto y lealtad al Colegio y a la enfermería asturiana". 

En conclusión, exponen, "una vez realizado todo lo anterior, y en aras al mantenimiento del normal funcionamiento del Colegio, procederemos a convocar elecciones a la institución con plenas garantías para los derechos de información y representación de los colegiados y colegiadas".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.