Satse recuerda que la labor del colectivo ha hecho posible que España encabece el ranking en vacunación covid

"Las enfermeras son un ejemplo, pero necesitan mejoras reales y urgentes"
Una enfermera recibe una vacuna contra el Covid-19.


15 nov 2021. 14.25H
SE LEE EN 3 minutos
El Sindicato de Enfermería (Satse) ha subrayado que el reconocimiento del éxito de la vacunación contra el Covid-19 en nuestro país, tanto a nivel internacional por parte de organismos, como la OMS y la OCDE, como nacional por parte del Gobierno y otras instituciones, debe ir acompañado de una mejora de las condiciones laborales de las enfermeras y enfermeros, profesionales sanitarios que han hecho posible que seamos referentes y un ejemplo a seguir en todo el mundo.

Una vez superado lo peor de la pandemia, Satse recuerda que el conjunto de las enfermeras y enfermeros de los distintos servicios de salud han hecho posible que nuestro país encabece el ranking mundial en lo que respecta al número de personas que han recibido la pauta completa de vacunas contra el coronavirus, con un porcentaje próximo al 90 por ciento de la población inmunizada, y, con ello, que la incidencia del Covid-19 se encuentre, en la actualidad, en unos niveles que permiten sobrellevar de manera más razonable la vida diaria.

Una situación que dista mucho de la que están sufriendo algunos países del Este de Europa, como Bulgaria o Rumania, debido a sus bajas tasas de vacunación, e incluso en otros estados, con alrededor del 70 por ciento de inoculados, que también están comenzando a tener problemas, caso del Reino Unido, Alemania, Países Bajos o Dinamarca.

Esta realidad que vive nuestro país ha sido elogiada por los principales responsables de organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), apuntando, además, que ha resultado clave para propiciar la mejora del tejido económico y social.

Al respecto, el Sindicato de Enfermería incide en que este gran logro no hubiera sido posible sin que las enfermeras y enfermeros no hubiesen realizado su trabajo mañana, tarde, noche, festivos y fines de semana con el único objetivo de vacunar al mayor número de personas en el menor tiempo posible, y todo ello renunciando a su tiempo libre y con su familia y dejándose la piel por el bien e interés general.

Asimismo, Satse apunta que desde el Gobierno, en palabras del propio presidente, Pedro Sánchez, o de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, también se ha puesto en valor de manera reiterada la campaña de vacunación y la labor de las enfermeras y enfermeros, al haber sido y seguir siendo el motor de desarrollo y avance de la campaña en el conjunto del Estado, lo que está permitiendo al conjunto de la sociedad volver progresivamente a la actividad diaria de antes de la pandemia.


Enfermería necesita mejoras "reales" y "urgentes"


Por ello, el Sindicato de Enfermería reclama al conjunto de administraciones públicas que prioricen e impulsen las distintas actuaciones necesarias para acabar con la precaria situación de las enfermeras y enfermeros que también encabezan rankings a nivel internacional, pero “negativos”, en aspectos como las tasas de temporalidad, la proporción de estos profesionales por número de habitantes o la falta de reconocimiento retributivo.

Por último, Satse recalca que las enfermeras y enfermeros tienen que continuar con la campaña de inmunización del Covid-19, vacunar de la gripe y seguir realizando el resto de sus actuaciones asistenciales y de cuidados al conjunto de la población en los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios y sociosanitarios, sin que se esté viendo ninguna mejora a su situación profesional y laboral, como así se comprometieron los gobiernos y partidos políticos durante la pandemia.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.