24 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:30
Especialidades > Dermatología

La terapia con microagujas reduce la queratosis actínica hasta en un 76%

Acorta el tiempo de tratamiento y logra una mayor satisfacción del paciente que se somete a terapia fotodinámica

La terapia con microagujas reduce la queratosis actínica hasta en un 76%
Nacho Cortés
Martes, 23 de mayo de 2017, a las 11:30
La terapia fotodinámica (PDT) es una modalidad eficaz y cosméticamente favorable en el tratamiento de la queratosis actínica (AKS). Sin embargo, los tiempos de incubación son muy prolongados y el dolor asociados a este método son una carga para el paciente y un obstáculo a la hora de poder generalizar su uso como terapia de campo estándar.

Fruto de la inquietud y de lograr una solución que permita avanzar en la mejora de la PDT, investigadores del Departamento de Dermatología y la Facultad de Medicina de la Universidad de California-Davis (Estados Unidos) han llevado a cabo un ensayo clínico con el objetivo de evaluar si la eficacia y el dolor asociado a un tratamiento previo con microagujas puede acelerar la terapia fotodinámica.

En esta prueba clínica aleatorizada, el pretratamiento con microagujas realizado antes de una incubación de 20 minutos de ácido aminolevulínico (ALA) concluyó con la mejora significativa en el aclaramiento de la queratosis actínica en un 76%, siendo similar en eficacia a la PDT convencional con 1 hora de incubación con ALA. Además de acelerar el protocolo, el tratamiento previo de microagujas resultó prácticamente indoloro.

Los resultados son prometedores para acortar el tiempo de tratamiento y lograr una mayor satisfacción del paciente que se someta a la terapia fotodinámica. Sin embargo, en la prueba clínica de exposición acelerada en un tiempo de incubación de 10 minutos no se obtuvieron diferencias significativas.

En este estudio norteamericano publicado en la revista 'JAMA Dermatology', han participado treinta y tres personas con esta patología dérmica en la cara. Los individuos fueron reclutados y asignados al azar a cualquiera de los grupos de incubación de 20 minutos o de 10 minutos. Treinta y dos participantes completaron esta investigación. A todos ellos se les dedicó un tiempo de seguimiento medio de 34 días y medio en el grupo de 20 minutos y 30 días en el grupo de 10 minutos.