Una baja aptitud física de joven, factor de riesgo para psoriasis futura

Tras 31 años de estudio, los sujetos con peor capacidad cardiorrespiratoria registraron más incidentes

Afectación ungular de la psoriasis.
Una baja aptitud física de joven, factor de riesgo para psoriasis futura
jue 14 enero 2021. 16.55H
Tener una baja aptitud cardiorrespiratoria a una edad temprana se asocia con un mayor riesgo de incidentes de psoriasis y artritis psoriásica entre los hombres. Esta es la conclusión de una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) y publicada en la revista científica Plos One, en la que participaron más de 1,2 millones hombres y cuyo periodo de seguimiento fue de 31 años. 

A través del registro del servicio militar sueco, los investigadores tomaron los datos de los 1.228.565 jóvenes de 18 años que en 1968 se sometieron a una prueba de aptitud en una bicicleta estática. Establecieron tres niveles de condición física (baja, media y alta) y cruzaron los datos con los del Registro Nacional de Pacientes de Suecia en busca de diagnósticos de psoriasis o artritis psoriásica, quedando excluidos los hombres que ya habían recibido uno de estos diagnósticos antes de la realización de la prueba.

Durante el período de seguimiento se encontraron 20.679 casos de psoriasis y 6.133 casos de artritis psoriásica. En el grupo de bajo estado físico, el 2,5 por ciento desarrolló una o ambas de estas enfermedades, mientras que en el grupo del alto estado físico afecto al 1,7 por ciento. Al calcular este diferencial de riesgo, los científicos ajustaron otros factores de riesgo, como el índice de masa corporal (IMC).

En base a estos datos, los científicos establecieron que el riesgo de desarrollar psoriasis fue un 35 por ciento más alto en el grupo de bajo estado físico frente a los que tenían un alto grado de condición física. Mientras que el riesgo de desarrollar artritis psoriásica fue un 44 por ciento más alto.

Asociación no causal


"Demostramos que existe una asociación entre un menor estado físico y un mayor riesgo de desarrollar psoriasis y artritis psoriásica, pero no mostramos una conexión causal. Por lo tanto, no podemos decir que estas condiciones de salud se pueden prevenir con el ejercicio", afirma en el estudio la investigadora principal Marta Laskowski, estudiante de doctorado en dermatología en la Universidad de Gotemburgo y médica residente (en formación especializada) en el Hospital Universitario Sahlgrenska.

La parte más destacable, según Laskowski, es que los resultados confirman la importancia de evaluar la aptitud cardiorrespiratoria en una etapa temprana de la vida para identificar a las personas que tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad.

La investigadora sueca también resalta que el estudio podía ser aún más completo: "Una debilidad de nuestro estudio es que no pudimos monitorear las tendencias de la condición física de los hombres durante los años intermedios, entre su reclutamiento y el inicio de la enfermedad. También nos faltan datos sobre el tabaquismo, que es un factor de riesgo conocido para la psoriasis". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.