La central sindical ha exigido medidas urgentes a la Conselleria de Sanidad para proteger a los sanitarios

Un paciente zarandea a una médica provocándole cervicalgia y ansiedad
Médica.


09 mar 2022. 16.30H
SE LEE EN 2 minutos
CSIF ha denunciado este miércoles la agresión sufrida por una doctora, afiliada del sindicato, en su puesto de trabajo en un centro de salud de Alzira (Valencia), de forma tanto física como verbal por parte de una paciente y sus dos acompañantes.

La central sindical ha reclamado "con urgencia" a la Conselleria de Sanidad medidas de seguridad para proteger al personal sanitario. Según ha denunciado en un comunicado, CSIF está "avisando desde hace tiempo de la situación insostenible y del repunte de amenazas y situaciones de tensión en hospitales y, sobre todo, en centros de salud".

Por ese motivo, la central sindical ha exigido "con reiteración" vigilantes de seguridad y campañas de sensibilización para "cuidar a quien te cuida". CSIF explica que, en este caso de Alzira, la situación ha llegado a la agresión física, con denuncia interpuesta ante el Cuerpo Nacional de Policía.

Según detalla el sindicato, el suceso se produjo a raíz de que una de las doctoras llamó a una paciente para que entrara en consulta. Al indicar a su acompañante que permaneciera fuera, tal como establecen los protocolos covid, esta se negó diciendo que la persona que iba a ser atendida no sabía español.

¿Cómo fue el suceso?


Tras responder la doctora que el idioma no sería problema, la paciente empezó a gritar y a insultar a la facultativa, según la denuncia de CSIF, que añade que la doctora fue agarrada por los dos brazos y zarandeada. Ante la agresión, que se produjo delante de otros pacientes, la facultativa pidió ayuda a la celadora y le dijo que llamara a la Policía Nacional. En ese momento, la presunta agresora y sus dos acompañantes se marcharon corriendo.

La doctora tuvo que tomar antiiflamatorios y ansiolíticos para poder continuar con su trabajo al sufrir cervicalgia y ansiedad como consecuencia de los hechos. El sindicato añade que, con posterioridad, una mujer, tras marcharse los agentes, amenazó a la celadora porque no quiso darle los nombres de los médicos de guardia. "Ya me enteraré del nombre de los médicos y del tuyo también", según asegura el sindicato que consta en el parte tramitado ante Conselleria.

La central sindical recuerda que instó en enero por escrito a Sanidad, sin obtener todavía respuesta, a que informara y explicara "qué medidas piensa adoptar ante los insultos y agresiones que se reproducen en Atención Primaria", ante la "saturación" y "falta de medios extremadamente grave" que sufre.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.