21 may 2019 | Actualizado: 19:05

Un paciente que secuestró a su médica se enfrenta a 24 años de prisión

El agresor está acusado de delitos de detención ilegal, agresión sexual, lesiones, atentado y amenazas

Audiencia Provincial de Zaragoza.
Un paciente que secuestró a su médica se enfrenta a 24 años de prisión
mar 23 abril 2019. 12.00H
La Audiencia Provincial tiene previsto juzgar el 24 de abril el secuestro de una médica por parte de un paciente que había solicitado atención domiciliaria. Los hechos ocurrieron el pasado mes de junio en una vivienda del barrio de Las Delicias, en Zaragoza

Según explica Heraldo de Aragón en una información publicada el 23 de abril, el agresor, José Antonio M. E., está acusado de delitos de detención ilegal, agresión sexual, lesiones, atentado y amenazas. Por todo ello, se enfrenta de una petición de condena de 14 años de prisión, solicitada por la Fiscalía, a una de 24 que plantea la acusación particular, pasando por los 17 años que reclama el Gobierno de Aragón, personado en el caso.


El suceso ha dejado a la víctima secuelas psíquicas de las que todavía no se ha recuperado


Tal y como relata este medio, la médica era la primera vez iba a la casa de este paciente, un hombre de unos 50 años. En cuanto apoyó el maletín y sacó el fonendoscopio para auscultarle, el hombre se dirigió a ella con un cuchillo de grandes dimensiones.

El agresor intentó abusar sexualmente de ella 


"Tras amenazarla con el arma, la obligó a ir al dormitorio, la maniató con bridas y la amordazó con cinta aislante y la tiró sobre la cama. Ahí, trató de asfixiarla con un almohadón, pero la mujer se defendió y no consiguió su propósito", describe El Heraldo. Tras esto, el agresor se desnudó e intentó abusar de ella.

Al fin, la médica logró huir de la casa y pedir ayuda a los vecinos, que llamaron a la Policía. El suceso ha dejado a la víctima secuelas psíquicas de las que todavía no se ha recuperado, por lo que aún no se ha podido reincorporar a su puesto de trabajo. 

El agresor fue detenido tres días después de los hechos. Desde entonces está en prisión preventiva. La Fiscalía lo acusa de atentado a un funcionario sanitario en el ejercicio de las funciones propias de su cargo para lo que solicita cuatro años de cárcel, la máxima condena que recoge el Código Penal. A este delito se le añaden la agresión sexual, lesiones psíquicas, amenazas y detención ilegal.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.