19 de agosto de 2017 | Actualizado: Viernes a las 20:10
Conocimiento > Derecho

Los médicos plantean retirar la atención sanitaria a sus agresores

Este martes se juzga a un individuo reincidente que agredió físicamente a un médico

Centro de Salud de Fene.
Los médicos plantean retirar la atención sanitaria a sus agresores
Redacción
Martes, 30 de mayo de 2017, a las 09:10
Un hombre será juzgado este martes por agredir físicamente a un médico del centro de salud de Fene (A Coruña) el pasado martes 23 de mayo. Se trata de un individuo reincidente y conocido en ese centro sanitario por altercados con anteriores con facultativos. Según ha denunciado la Asociación de Médicos Interinos de Galicia (Asmig), "el agredido ante el cariz que tomaron los hechos incluso llegó a temer por su vida". Posteriormente, cursó la correspondiente denuncia ante la Guarda Civil.

Ahora, está previsto que se celebre este martes, 30 de mayo, un juicio rápido en los juzgados de Ferrol, en el que el presunto agresor se enfrenta a una pena de uno a cuatro años de cárcel, ya que, según la última reforma del Código Penal, este tipo de agresiones se consideran atentado a la autoridad.

Por parte de la Asociación de Médicos Interinos de Galicia, se insta al juez a que se aplique al presunto agresor "la máxima pena posible y que se decrete su ingreso inmediato en prisión", con el fin de que se dicte "una sentencia disuasoria para desmotivar a futuros agresores". Además, esta asociación reclama "a organizaciones sindicales y colegios médicos a que movilicen a sus recursos para lanzar una campaña contra la violencia en la sanidad".

La Asociación de Médicos Interinos de Galicia ha anunciado que solicitará al Sergas, a través de un escrito, que "se estudie la posibilidad de retirar la cobertura sanitaria de forma temporal a los agresores que sean condenados con penas de cárcel" y que "quedarían fuera del sistema sanitario temporalmente y únicamente tendrían acceso a la prescripción farmacéutica imprescindible y a los servicios de urgencias básicos".

Otros casos en el Sergas

Este nuevo caso se suma a otro acontecido a principios de mayo en el municipio de Cariño (A Coruña), en la comarca del Ortegal, en donde el Sergas ha reforzado las medidas de seguridad en el centro de salud de este municipio tras haber denunciado el personal las amenazas recibidas por un residente de la zona.

Según los datos del Observatorio de la Violencia Laboral del Sergas, en 2016 el número de episodios violentos en los centros de la Comunidad gallega fue de 226, todos ellos de carácter leve, de los cuales el 64% fueron de carácter verbal o gestual y el 36% restante de carácter físico. Por el tipo de hechos desencadenantes, el primer lugar lo ocupan los trámites administrativos, con un 21% de los casos, seguido en segundo lugar por la información recibida, con un 17%.