La denunciante dice que la dejó con sus partes íntimas a la vista sin ser necesario y sin pedirle permiso

El Sergas investiga un supuesto abuso de un médico en un centro de salud
Centro de salud de Padrón.


14 ago 2021. 16.15H
SE LEE EN 3 minutos
La Asociación Feminista Mulleres de Padrón ha hecho público un comunicado para denunciar supuestos "abusos" por parte de un médico del centro de salud de Padrón hacia varias mujeres. Al mismo tiempo, alienta "a toda persoa que vivise este tipo de situacións a rachar co silencio". La primera en hacerlo ha sido A. F., quien relata su experiencia del 27 de julio, día en el que acudió a la consulta del doctor por una gastroenteritis y salió "violentada" tras lo que califica como "abuso de poder".

"Sin previo aviso, el médico me subió la camiseta y me quitó los pantalones y las bragas, dejando mis partes íntimas a la vista. Y todo para auscultar mi barriga", relata con indignación esta afectada que, posteriormente, presentó una queja formal en el centro de salud de Padrón.

Además de su caso, tiene constancia de al menos tres sucesos similares, incluidos supuestos tocamientos, dice, por lo que anima a las mujeres a denunciar. "En mi caso, sin decir nada, el médico se tomó la licencia para desnudarme cuando es normal que él te pida que lo hagas tú mismo o que le avise antes de que lo haga", cuenta la vecina, que se pregunta si había necesidad de dejarla con sus partes íntimas a la vista. Ella tiene claro que "médicamente, no. Si me duele el estómago, no puedo quedarme con mis partes a la vista", insiste.


Una perversión


Dice que sintió "perversión", pero no fue hasta que habló con su madre cuando fue plenamente consciente de la dimensión de lo sucedido, de que "lo que había experimentado era algo sucio". La progenitora ya tenía constancia del proceder de este profesional, según asegura la hija, que añade que "el doctor ya es conocido por dejarte en bolas, ve por lo que vas a la consulta". Por ello, la vecina de Padrón no quiere que lo sucedido quede en nada "porque tiene la suficiente importancia", señala, y de ahí que haya presentado una queja y que anime a otras a hacerlo.

Desde la gerencia del área Sanitaria de Santiago explican que, en cuanto tuvo conocimiento de la queja, elaboró un informe interno que remitió a la inspección sanitaria del Sergas, que es la que tiene la competencia reglamentaria en este tema. Añade que, "tomar una posición absolutamente firme contra cualquier tipo de prácticas inapropiadas e irrespetuosas", pide que se mantenga la presunción de inocencia a la que toda persona tiene derecho. Asimismo, la gerencia defiende "la profesionalidad y buen hacer de todos los profesionales que laboran en los centros de salud de la zona de Santiago y, en concreto, en Padrón".


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.