23 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 11:40
Conocimiento > Derecho

Un médico denuncia a un paciente que casi le tira por las escaleras

La consejería de Salud recuerda que este tipo de acciones están condenadas con penas de cárcel

Exteriores del Hospital Punta Europa.
Un médico denuncia a un paciente que casi le tira por las escaleras
Redacción
Miércoles, 19 de abril de 2017, a las 09:20
El Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar ha activado el Plan de Prevención de las Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que incluye asistencia sanitaria y jurídica, así como apoyo psicológico, ante un episodio de violencia sufrido por un profesional de la Unidad de Gestión Clínica La Línea Poniente.

Según informa Cadena SER, un médico de familia del centro de salud de Poniente sufrió una agresión por parte de un paciente que llegó a propinarle patadas y casi lo arroja por unas escaleras, además de destrozar parte del equipo informático. Tras la personación del vigilante de seguridad del centro y del Cuerpo Nacional de Policía, se logró reducir al individuo. El médico interpuso una denuncia contra el agresor. 

La Junta de Andalucía, el Área de Gestión Sanitaria como la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales han mostrado su "solidaridad y apoyo" a un profesional médico que, en el ejercicio de su labor, ha sido agredido por parte de un paciente.

La Junta ha recordado que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado sentencias en estos casos, castigándose con penas de uno a tres años de prisión.

La Consejería de Salud "condena" cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, dentro o fuera de un centro sanitario, y recuerda que bajo ningún concepto o circunstancia puede justificarse este tipo de actuaciones.

Tanto la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar, Carmen Montaño, como el delegado territorial de Salud, Manuel Herrera, se han sumado a esta condena y han expresado su solidaridad con el profesional afectado.

Finalmente, ha recordado que el SAS pone a disposición de sus trabajadores un plan de prevención con el objetivo prioritario de reducir las posibles agresiones incorporando, además de un protocolo de actuación con asistencia jurídica y apoyo psicológico, una serie de herramientas tales como cursos de formación en manejo de situaciones conflictivas, adaptaciones de locales y ubicación de profesionales y análisis de las incidencias que se producen, entre otros.