21 de octubre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:20
Conocimiento > Derecho

Condenan a ocho meses de prisión a un padre que agredió a dos enfermeros

Además, la Justicia le ha impuesto una pena económica de 1.150 euros

Exteriores del Hospital Costa del Sol de Málaga.
Condenan a ocho meses de prisión a un padre que agredió a dos enfermeros
Redacción
Lunes, 17 de abril de 2017, a las 17:00
La Justicia ha condenado con un total de 1.150 euros de multa y ocho meses de prisión al padre de un menor que agredió a dos enfermeros de la unidad de Neonatología del Hospital Costa del Sol, en Málaga, durante la semana pasada, según informa el sindicato Satse Málaga.

Concretamente, el padre de uno de los niños ingresados “no quiso respetar las normas y horarios de visita establecidas por el centro”, intentado entrar acompañado de otro familiar. Pese a la advertencia de un enfermero de que podía entrar él como padre, pero no su acompañante, ambos entraron en la unidad, “y al ver que seguían sin atender al requerimiento se le pidió que abandonasen la sala”.

En este momento, relata el sindicato, es cuando el padre del neonato comienza a increpar al enfermero, “le agarra de la solapa del cuello y comienza a zarandearlo. A la misma vez empieza a amenazarle con expresiones como te voy a matar”, entre otros insultos.

Ante lo acontecido, otra enfermera que se encontraba en la unidad acude al lugar junto al compañero para tratar de apaciguar al agresor. “Sin embargo, no atendiendo a razones el padre lanza un puñetazo que iba dirigido al enfermero que logra esquivarlo, e impacta en el brazo de la enfermera que acudió a ayudarlo”. Al lugar de los hechos acudió el personal de seguridad que tuvo que sacarlo de la sala.

Al día siguiente de los hechos tuvo lugar el juicio, donde se ha condenado al padre como autor criminal de varios delitos con varias multas que ascienden a 1.000 euros, a la inhabilitación especial al sufragio pasivo durante el tiempo de condena, a pagarle a la enfermera agredida en el brazo 150 euros, a la prohibición de comunicación con las víctima, a no poder acudir al servicio de neonatología fuera de las horas de visita, a la costas del procedimiento y a una pena de prisión ocho meses.

Mayor seguridad

A raíz de estos hechos, el Sindicato de Enfermería reitera la petición que viene realizando a la Dirección del Hospital Costa del Sol de un incremento de la plantilla del personal de vigilancia de seguridad. “Es incomprensible que de los tres vigilantes que hay al día, uno de ellos esté dedicado en exclusividad al control de cámaras de seguridad, otro vigilante no pueda abandonar el puesto de la entrada principal provisional del Hospital, y que sea sólo uno el que esté dedicado a la presencia por todo el centro”.