Absueltos tras no atender a una paciente que acabó tirándose por la ventana

Los dos médicos no acudieron a la tercera llamada y optaron por indicar el tratamiento por teléfono

Audiencia Provincial de Jerez.
Absueltos tras no atender a una paciente que acabó tirándose por la ventana
sáb 28 diciembre 2019. 17.10H
Los dos médicos, del 061 y de Emergencias Sanitarias, que se sentaban en el banquillo de la sección octava de la Audiencia Provincial en Jerez han sido absueltos. La Voz de Jerez se ha hecho eco del veredicto emitido por el jurado popular, que considera a ambos profesionales sanitarios inocentes. Se les acusaba de la omisión del deber de asistencia sanitaria. Ahora quedan a la espera de que la jueza emita su sentencia.

Este medio también señala que la deliberación del jurado ha sido una de las más cortas de la historia del jurado de esta sección: tardaron apenas nueve horas en dar su veredicto. Todos sus pronunciamientos al cuestionario que les entregaron fueron favorables a los dos acusados. 

Los hechos tuvieron lugar en junio de 2016 en Jerez de la Frontera. Aquel día llamaron al 061 en tres ocasiones para atender a la misma persona, de 26 años, a lo largo de poco más de 24 horas. La joven estaba diagnosticada de un retraso mental leve con trastorno de conducta que conllevaban crisis de agresividad.

Sin embargo, nadie acudió al lugar tras el último aviso. El medio explica que en ese momento "la joven y sus padres estaban acompañados por agentes de la Policía Nacional, que atendieron a la sugerencia del centro de coordinación de emergencias, dieron la medicación prescrita a la joven y la dejaron tranquila y recostada en su cama". A los pocos minutos, la joven se precipitaba por la ventana.


La Fiscalía pedía inhabilitación


La Fiscalía pedía entonces la inhabilitación especial de ambos médicos por un año y seis meses. También una multa de 20 euros diarios durante nueve meses por la omisión del deber de asistencia sanitaria


La Fiscalía consideraba que había un delito de "lesiones imprudentes"


Mientras tanto, la acusación particular, que representaba a los padres de la víctima, aseguraba que existía una "relación entre el modo de actuar de los médicos y la consecuencia". También consideraba que había un delito de "lesiones imprudentes". Se basaban en informes psiquiátricos.

A lo largo de las jornadas del juicio, que arrancaba el pasado 10 de diciembre, en la sala se han ido ofreciendo versiones de los peritos y de los médicos para ver cómo funciona el protocolo de Emergencias Sanitarias en este tipo de casos. Entonces, se puso de manifiesto que la joven no tenía intentos autolíticos, así que para los médicos era imposible prever que la joven pudiera tirarse por la ventana.

Para haber culpado a los médicos debería haber habido "dolo", un hecho que "no se pudo acreditar", según explicó a La Voz la defensa de uno de los acusados. "Había carencias" en el sistema como el hecho de no dejar ingresada a la joven en el hospital o que no hubiese plaza en ningún centro para atender su situación. Asimismo, otro veredicto habría supuesto un cambio en el triaje o la priorización de los casos dentro del protocolo de las emergencias sanitarias.


TAGS

Derecho
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.