26 de junio de 2017 | Actualizado: Lunes a las 19:10
Conocimiento > Derecho

Multa de 2.000 euros a un sanitario por “obsesionarse” con una compañera

El hombre persiguió de forma "obsesiva" durante meses a su compañera del Hospital de Valdecilla

Exteriores del Hospital Valdecilla, lugar donde sucedieron los hechos.
Multa de 2.000 euros a un sanitario por “obsesionarse” con una compañera
Redacción
Martes, 13 de junio de 2017, a las 11:00
La Audiencia de Cantabria ha confirmado la condena de cinco años de alejamiento y una multa de 1.200 euros a un hombre que acosó durante meses a su compañera de trabajo del Hospital de Valdecilla, a la que deberá indemnizar con 2.000 euros por los daños morales que le causó.

La resolución, que puede recurrirse, ratifica la condena del Juzgado de lo Penal, e indica que el testimonio de la mujer fue "contundente y sin fisuras" y estuvo corroborado por los regalos, notas, fotografías, flores y continuos mensajes de teléfono móvil que le remitió el condenado durante meses. Según la Audiencia, la actitud de ese hombre constituye "un acoso y persecución obsesiva".

También la Audiencia considera que "de la propia dinámica de los hechos se infiere un daño moral para la víctima, miedo, desasosiego, no poder desarrollar con tranquilidad una vida laboral", y menoscabó "gravemente su libertad", por lo que fija en 2.000 euros la indemnización por ese daño.

Los hechos se iniciaron en agosto de 2015, cuando el hombre, que mantenía una relación de amistad con la mujer desde hacía unos meses después de compartir unos problemas laborales, intentó que esa relación llegara al ámbito sentimental.

La mujer se negó a mantener una relación sentimental con el hombre, con el que trabaja en el Hospital de Valdecilla, pero él comenzó a hacerla un seguimiento continuo, incluso en su domicilio, y la fue dejando notas y regalos, que ella no aceptaba.

También la envió continuos mensajes de 'wasapp', que la mujer solo contestó para pedirle que la dejara en paz, según recoge la sentencia.

La situación continuó durante meses, en los que la mujer llegó incluso a cambiar de casa, y en enero de 2016 solicitó una orden de protección, que impidió al condenado a acercarse a ella a menos de 200 metros.

La sentencia de la Audiencia de Cantabria confirma la resolución del Juzgado que condenó a este hombre a ocho meses de multa, con una cuota diaria de cinco euros -1.200 euros en total- por un delito de acoso, así como a no acercarse a la víctima a menos de 200 metros durante cinco años y le prohíbe también comunicarse con ella durante ese periodo de tiempo.