26 de marzo de 2017 | Actualizado: Domingo a las 20:40
Especialidades > Cardiología

Valentín Fuster lleva siete años al frente del CNIC sin contrato formal

El Tribunal de Cuentas advierte de que el centro está incumpliendo sus estatutos

Valentín Fuster, director del CNIC.
Valentín Fuster lleva siete años al frente del CNIC sin contrato formal
Redacción
Viernes, 03 de febrero de 2017, a las 16:20
El Tribunal de Cuentas ha denunciado que el director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), el cardiólogo Valentín Fuster, no tiene su contrato formalizado a pesar de que fue nombrado hace ya siete años, por lo que insta al centro a hacerlo cuanto antes.

Esta es una de las conclusiones que efectúa el organismo en un informe, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que fiscaliza la gestión del CNIC del año 2014 y en el que precisa que es el Patronato de la Fundación del centro quien debe formalizar con el director general un contrato "adecuado a su cometido funcional".

"En el acta del Patronato, de fecha 29 de junio de 2009, se nombró al director general, si bien no se ha formalizado el contrato", señala el Tribunal de Cuentas. Este patronato, según la información que aparece en la web del centro, está formado por un comité científico asesor que consta de un presidente, Thomas F. Lüscher, y una docena de vocales.

Este equipo de científicos recibe en el documento otras recomendaciones como que apruebe los salarios que reciben los miembros de la fundación, que publique las convocatorias de personal en un portal de empleo de amplia difusión nacional e internacional -tal y como se especifica en el Manual de Selección de Personal de la fundación-, y que subsane las "deficiencias" observadas por el Tribunal de Cuentas en el Plan de Política Retributiva y Clasificación Profesional del CNIC".

Mayor transparencia

En este sentido, el Tribunal de Cuentas denuncia que la Fundación CNIC no aprueba anualmente la política de personal ni el régimen retributivo, inclumpliendo de este modo sus estatutos. A su juicio, debería firmar, también, un convenio colectivo entre sindicatos y patronos de la entidad que recoja las categorías profesionales, salarios, calendario de trabajo y otras condiciones laborales.

Otras de las recomendaciones que realiza a los puestos directivos, es que se lleven a cabo instrucciones internas en relación al uso de las tarjetas de crédito de las que dispone la fundación, para determinar qué puede ser objeto de pago y su límite máximo; y que revisen la situación del portal de transparencia del que disponen en su página web.

Control en equipamiento y almacén

Por otra parte, el Tribunal de Cuentas se refiere a algunas anomalías en las áreas de equipamiento científico y otras existencias de los laboratorios del CNIC. A su juicio, es necesario contabilizar lo recibido en cesión relativos al equipamiento científico, así como los derechos de propiedad industrial. "Verifique los datos contenidos en el inventario de bienes con la finalidad de que los mismos queden adecuadamente registrados de acuerdo con su ubicación, su estado de uso y conservación", apunta también el texto.

Además, considera recomendable que se haga un estudio "sistemático" sobre el deterioro de valor de las existencias del almacén, así como un recuento periódico de las mismas a través de un equipo ajeno al propio centro. Para ello, sugieren la elaboración de un Manual de Gestión de Almacenes donde se defina el proceso de recepción, almacenamiento, tratamiento e información de todos los datos generados.