Ambas sociedades buscan contribuir a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares

La SEC y la SEIB promueven la investigación e innovación en cardiología
Héctor Bueno y Enrique J. Gómez Aguilera.


08 jul 2021. 16.05H
SE LEE EN 4 minutos
La Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Sociedad Española de Ingeniería Biomédica (SEIB) han firmado un acuerdo de colaboración para potenciar la investigación, la innovación y el desarrollo tecnológico en cardiología. En concreto, ambas sociedades trabajarán para identificar posibles sinergias y contribuir a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, así como a la promoción de la investigación e innovación biomédica aplicada al conocimiento, comunicación y promoción de la salud cardiovascular.

“Este acuerdo nos permitirá trabajar más de cerca con los ingenieros biomédicos y con todos aquellos profesionales que promueven la innovación y desarrollo tecnológico aplicado al área cardiovascular”, indica Héctor Bueno, vicepresidente de la SEC.

Por su parte, Enrique J. Gómez Aguilera, presidente de la SEIB, asegura que su sociedad “pretende impulsar los avances de los diversos campos de la ingeniería biomédica en el ámbito de las enfermedades cardiovasculares, a través de la generación e intercambio de conocimiento de carácter multidisciplinar con la SEC. Esta alianza apuesta por la generación de valor en la gestión y asistencia sanitarias y la transferencia de soluciones innovadoras al sector industrial”.

Dicha colaboración se materializará a través de la realización de programas, proyectos y actividades dentro de las áreas de conocimiento de interés mutuo, que serán impulsados en el seno de ambas organizaciones gracias a la participación conjunta de investigadores, innovadores y profesionales involucrados en la salud cardiovascular.

“Ya en el próximo ‘Congreso SEC21 de la Salud Cardiovascular’, que se celebrará del 28 al 30 de octubre, contaremos con un track de innovación y desarrollo tecnológico, que se llevará a cabo durante un día entero de forma online y cuya inscripción es totalmente gratuita”, comenta Bueno. Del mismo modo, la SEC participará en el próximo congreso de la SEIB, Caseib.

En el ámbito de la investigación, “buscamos impulsar la colaboración de especialistas en cardiología en los más de 30 grupos y centros de investigación consolidados e integrados en la SEIB, que aportan una amplia experiencia en áreas como la imagen cardiaca, procesamiento de señales, bioinstrumentación y sensores biomédicos, biomateriales, modelado y simulación de sistemas fisiológicos, inteligencia artificial e ingeniería de tejidos o ingeniería de rehabilitación, entre otros”, detalla Gómez Aguilera.


Presencia de la ingeniería biomédica 


Y es que, la ingeniería biomédica está presente en prácticamente todos los campos de la cardiología. Desde las técnicas diagnósticas, como el análisis de señales (electrocardiograma, electrofisiología…) o la imagen cardiaca, a innovaciones terapéuticas, como los stents, marcapasos, sistemas de ablación, las TAVI (válvulas aórticas implantadas mediante catéter) o los sistemas de soporte circulatorio, pasando por los sistemas de monitorización remota. “La inteligencia artificial, además, se está incorporando también al diagnóstico de las enfermedades cardiovasculares y a la toma de decisiones”, asegura el vicepresidente de la SEC.

Por otro lado, en el campo de la docencia, la colaboración entre la SEC y la SEIB puede potenciar la participación recíproca en la formación de los alumnos de grado y/o máster en las titulaciones de ingeniería biomédica y medicina, así como la colaboración de estos alumnos en las prácticas que realizan en los hospitales, fomentando también la interdisciplinariedad con los médicos internos residentes.

“En la SEIB consideramos imprescindible tender puentes al diálogo entre cardiólogos e ingenieros biomédicos en todas las fases del desarrollo tecnológico, desde la detección de necesidades hasta la propuesta, materialización y comercialización de soluciones. De este modo no solo seremos elementos activos en la transformación digital de la asistencia sanitaria, sino que seremos líderes del cambio”, concluye su presidente.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.