24 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:30
Especialidades > Cardiología

La sanidad británica recomienda los resincronizadores de Boston Scientific

El sistema sanitario británico ahorraría con ellos hasta siete millones de euros en cinco años

El dispositivo de Boston Scientific avalado por la agencia de calidad británica.
La sanidad británica  recomienda los resincronizadores de Boston Scientific
Redacción
Martes, 21 de marzo de 2017, a las 18:20
El Instituto Nacional británico para la Salud y la Excelencia en la Atención médica (NICE) ha emitido una recomendación sobre tecnología médica a favor del uso de los desfibriladores con terapia de resincronización cardiaca (TRC-D), de Boston Scientific, para el tratamiento de los pacientes con insuficiencia cardiaca.

En su evaluación, el NICE, que proporciona guías basadas en la evidencia para mejorar la atención sanitaria y social del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), ha concluido que la duración de la batería observada en los dispositivos TRC-D aumenta la probabilidad de reducir el número de intervenciones de reemplazo a las que debe someterse un paciente.

Esto supone una mejora de los resultados para el paciente y la posibilidad de que el sistema sanitario deje de gastar alrededor de siete millones de euros en los cinco primeros años.

Este ahorro se ha calculado a partir de un modelo de los costes asociados a las intervenciones de reemplazo temprano, tales como los asociados a los ingresos hospitalarios, los días de ocupación de camas y los costes de suministro.

Un menor número de intervenciones de reemplazo equivale además a un menor coste derivado de las complicaciones e infecciones posoperatorias, que ejercen también un efecto medible en la morbilidad y la mortalidad.

“La recomendación del NICE refuerza la importancia multifactorial de la longevidad de la batería en los dispositivos para el tratamiento de los pacientes con insuficiencia cardíaca y arritmias ventriculares potencialmente mortales”, ha asegurado Jay Wright, cardiólogo del Liverpool Heart and Chest Hospital de Liverpool, Reino Unido.

“Además, la reducción del número de intervenciones y la posibilidad de ahorro mencionadas en la recomendación podría ofrecer, a largo plazo, un alivio de la carga laboral del personal del NHS, que en los últimos tiempos ha visto crecer el número de pacientes que necesitaban volver a ingresar para recibir tratamiento”, ha añadido.

El comité asesor de tecnologías médicas del NICE consideró que la evidencia de 16 estudios clínicos y económicos independientes sustentaba el apoyo a la adopción de esta tecnología y concluyó que los TRC-D con la batería EnduralLife cuentan con una mayor capacidad y duración de la batería que otros TRC-D evaluados.

Importancia de la duración de la batería

 “La duración de la batería debería ser una consideración fundamental en la selección de un dispositivo cardiaco para los millones de pacientes que dependen de ellos a diario”, ha apuntado Kenneth Stein, vicepresidente y director médico de la Sección de Política Sanitaria Internacional y Control del Ritmo de Boston Scientific.

“Estamos orgullosos de que el proceso de evaluación basado en la evidencia del NICE haya reconocido nuestra tecnología de batería Endural-life y de poder ponerla a la disposición de los pacientes y del sistema de salud en general”, ha indicado.

La tecnología de batería EnduraLife, que ofrece casi el doble de la capacidad utilizable de otras baterías y se presenta en un dispositivo cuyo volumen es hasta un 18 por ciento menor que el de otros TRC-D, ha sido presentada en la serie de CRT-D de la empresa en 2008.