26 de junio de 2017 | Actualizado: Lunes a las 19:10
Especialidades > Cardiología

La muerte por insuficiencia cardiaca varía hasta un 85% según la comunidad

La SEC insta a las consejerías autonómicas a crear planes de actuación

Francisco Ruiz Mateas, Andrés Íñiguez Romo, Luis Rodríguez Padial, Vicente Bertomeu y Rafael Hidalgo Urbano.
La muerte por insuficiencia cardiaca varía hasta un 85% según la comunidad
Jueves, 27 de octubre de 2016, a las 12:30
La atención de la insuficiencia cardiaca en España no es la misma en todo su territorio. En función del hospital y, ante todo, de la comunidad autónoma en que sea atendido el paciente, la brecha de fallecimientos registrados por esa dolencia varía hasta un 85 por ciento.

De hecho, las tasas de mortalidad por este síndrome detectadas oscilan entre un 7,26 por ciento en la Comunidad de Madrid y un 13,42 por ciento en Canarias.

Asimismo, existe una variabilidad en la mortalidad por infarto, por ejemplo, de hasta un 30 por ciento (se registran tasas de mortalidad  de un 4,95 por ciento en País Vasco y de un 6,46 por ciento en La Rioja, por citar las dos cifras más distantes).

Preguntado por esta circunstancia, el presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Andrés Íñiguez, la atribuye a muy diversos elementos relacionados en parte, eso sí, con la capacidad asistencial de los centros y hospitales de cada región y con los programas específicos desarrollados por sus respectivas consejerías de Sanidad.

Por esa razón, la propia institución desarrolla la estrategia SEC Calidad, que por primera vez se divide en tres proyectos diferentes: Recalcar (ya implantado desde hace cinco años), SEC Excelente y SEC Primaria.

Los tres planes han sido dados a conocer en la inauguración del Congreso de la Enfermedades Cardiovasculares, que se celebra este jueves y viernes en Zaragoza y en el que se presentan 1.000 comunicaciones inéditas de la especialidad.  

En este contexto, el coordinador del estudio Recalcar, Vicente Bertomeu, ha diseccionado el proyecto para dar a conocer los últimos datos que asocian los recursos asistenciales y los resultados en salud en los centros de las comunidades autónomas.

“Se han producido mejoras en algunas de ellas a la luz de estos resultados, que permiten comparar para eludir inequidades que, obviamente, siguen existiendo en España en el tratamiento del infarto y de la insuficiencia cardiaca, primera causa de ingreso sin que se reduzcan las cifras con el paso del tiempo (no así en el caso del infarto)”, ha señalado.

De ahí que se prevea crear unidades de insuficiencia cardiaca en todo el país, según ha anunciado. “Habrá una reunión de directores generales de las autonomías durante el Congreso, lo que demuestra el grado de movilización de los políticos con el proyecto”, ha subrayado.

Programa para acreditar la calidad asistencial

En cuanto a otro plan, llamado SEC Excelente, es de nueva cuña y busca acreditar la calidad asistencial más allá de la científico-técnica, según ha precisado su responsable, Francisco Ruiz Mateas. “Hay países donde mejora la supervivencia en insuficiencia cardiaca e ictus gracias a programas de mejora de la calidad de la asistencia; de ahí que hayamos detectado 15 puntos de mejora en la atención sanitaria española en el contexto del proyecto, y nos propongamos mejorar así los resultados en salud”, ha resuelto.

“A mediados de 2017 estarán terminados los 15 procesos; el primero concluido es el de insuficiencia cardiaca, patología prevalente con elevada mortalidad, en el que hemos medido la calidad en la atención hospitalaria para disminuir la mortalidad en su conjunto”, ha añadido.

Continuidad asistencial en la asistencia cardiológica

Por último, el proyecto SEC Primaria ha sido dado a conocer por Rafael Hidalgo, que ha trazado tres líneas de actuación: la continuidad asistencial en sí misma “mejorando los informes de alta y definiendo objetivos terapéuticos personalizados”; mejorar la formación del médico de cabecera en patología cardiovascular, y perfeccionar los canales de comunicación entre Primaria y Especializada “aprovechando las nuevas tecnologías”.

“Hemos definido ocho procesos que cubren el 80 por ciento de las enfermedades cardiovasculares; en un plazo breve, entre uno y dos meses, se cierran e implementan”, ha adelantado.

800.000 euros en becas de investigación

Por su parte, el presidente de la SEC ha subrayado la importancia de “aumentar la calidad y difusión” de la actividad formativa en el Congreso y, asimismo, de la divulgación entre los ciudadanos de la Medicina preventiva en el área cardiovascular.

En cuanto a la investigación, “se entregan alrededor de 800.000 euros para financiar proyectos” de la especialidad, y se promueven los acuerdos marco con otras sociedades científicas y con las consejerías de Sanidad e incluso el ministerio, “un trabajo lento pero que dará sus frutos”.

“Nos preocupa en especial la calidad asistencial y de ahí el programa SEC Recalcar, que ha contribuido a igualar aspectos sustanciales de la atención al enfermo con infarto en las distintas comunidades autónomas”, ha explicado.

“En este contexto, se ha presentado el proyecto SEC Excelente, que acredita a los centros, y, en tercer lugar, SEC Primaria, que consiste en mejorar la continuidad asistencial entre la atención hospitalaria y Primaria”, ha añadido.

Por último, Íñiguez ha citado los datos de un proyecto equivalente al que se propone a hacer la SEC, en concreto el desarrollado por la Asociación Americana del Corazón, que ha conseguido reducir la mortalidad del infarto, a los 30 días del ingreso, en un 29,4 por ciento; de la insuficiencia cardiaca, en un 16,4 por ciento; y del ictus, en un 4,7 por ciento, lo que demuestra la efectividad de esta clase de medidas de mejora de los medios asistenciales en los resultados en salud.