24 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:30
Especialidades > Cardiología

España coordina el consenso internacional sobre regeneración cardiovascular

El trabajo se ha publicado en 'European Heart Journal'

Francisco Fernández Avilés, director científico del Cibercv.
España coordina el consenso internacional sobre regeneración cardiovascular
Redacción
Martes, 13 de junio de 2017, a las 09:20
Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (Cibercv) han coordinado a un consorcio internacional en la publicación de un documento de consenso sobre los logros que han permitido las terapias de regeneración cardiovascular y ofrece una serie de recomendaciones para avanzar en el uso de esta disciplina.

El trabajo se ha publicado en la revista European Heart Journal y se debate esta semana en un encuentro internacional que tendrá lugar en Madrid, donde expertos mundiales del Consorcio Tactics presentarán los avances más recientes de estas terapias.

Dada la necesidad de innovación en esta patología, en los últimos 20 años se han estudiado múltiples productos regenerativos y diferentes estrategias de aplicación de los mismos en los niveles más básicos de la investigación, en modelos animales de enfermedad y en humanos, entre los que destacan distintos tipos de células, terapia génica, factores proliferativos no celulares y técnicas de ingeniería de tejidos y organogénesis, entre otros abordajes.

A pesar de que la investigación preclínica apoya su uso, y de que los estudios realizados en humanos son esperanzadores, la terapia de regeneración no ha cambiado todavía la práctica cardiovascular cotidiana, según los autores.

El documento de consenso resume la visión compartida de los líderes mundiales de esta disciplina, y aborda todas sus prioridades y desafíos, incluyendo la investigación básica, traslacional y clínica, los aspectos regulatorios y los mecanismos de financiación de estos estudios, y ha sido realizado a través de un procedimiento extraordinariamente riguroso que ha tardado casi dos años en completarse.

Así, pone la regeneración cardiovascular en perspectiva, profundizando en los mecanismos de este proceso y en los resultados de la investigación preclínica; y también se describen los logros y dificultades que han rodeado los intentos de traslación a la clínica humana.

Un fenómeno de baja intensidad

Se aportan además las pruebas que demuestran la capacidad de regeneración que tienen el tejido cardiaco y vascular, poniendo de manifiesto la baja intensidad de este fenómeno en comparación con otras especies y la necesidad de conocer mejor e imitar los mecanismos biológicos involucrados, generalmente interactivos, incluyendo la proliferación de las células madre residentes en el tejido cardiaco y vascular adulto, la "desdiferenciación" o regreso al estado embrionario de las células adultas y la activación frente a las agresiones de las células epicárdicas.

En resumen, el documento considera que este tipo de investigación requiere, en sus facetas básica, traslacional y clínica, un abordaje multidisciplinar colaborativo a nivel internacional, para lo que debe existir una estandarización rigurosa, particularmente en la investigación en modelos animales de enfermedad, que debe diseñarse y controlarse con el mismo rigor que la investigación clínica humana.

Asimismo, propone que la aplicación de productos regenerativos y técnicas de ingeniería tisular debe enfocarse hacia el desarrollo de procedimientos mínimamente invasivos y apoyarse en la búsqueda preclínica de las dosis óptimas, con técnicas y marcadores tanto moleculares como estructurales, y con las máximas garantías de seguridad.