14 nov 2018 | Actualizado: 12:30
Especialidades / Cardiología

El CNIC descubre una enzima capaz de reducir la hipertrofia cardiaca

Abre la puerte a desarrollar nuevos tratamientos para combatir esta patología

Valentín Fuster, presidente del CNIC.
El CNIC descubre una enzima capaz de reducir la hipertrofia cardiaca
mar 06 febrero 2018. 09.20H
Redacción
Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) han identificado una variante del enzima calcineurina, llamada CnAbeta1, que reduce la hipertrofia cardiaca y mejora la función del corazón.

Los resultados del trabajo, publicado en el 'Journal of the American College of Cardiology', muestran por primera vez el efecto beneficioso que tiene esta ruta metabólica en el corazón hipertrófico, algo que podría abrir nuevas posibilidades para el desarrollo de tratamientos basados en estos hallazgos.

Asimismo, el estudio pone de manifiesto cómo versiones alternativas de una misma proteína, producidas a partir de un mismo gen, pueden tener efectos opuestos sobre un proceso biológico o patológico.

Y es que, tal y como han explicado los expertos, la estenosis aórtica produce un estrechamiento en la vía de salida de la sangre del ventrículo izquierdo en el corazón, causando un aumento de presión dentro del ventrículo. "Para poder compensar esta sobrecarga de presión y ser capaz de bombear sangre de forma eficaz a través de un conducto más estrecho, el corazón aumenta el grosor de la pared del ventrículo", ha comentado el director del trabajo, Enrique Lara.

Y aunque esta hipertrofia cardiaca es inicialmente eficaz, con el tiempo se va descompensando, se sabe que la demanda sostenida de energía provoca una oxidación excesiva de las proteínas de la mitocondria y una reducción en la producción de ATP, el "combustible" que usan las células del corazón para contraerse. De esta forma, el ventrículo izquierdo se dilata progresivamente y el corazón pierde capacidad de contracción".

De hecho, la hipertrofia patológica del corazón está mediada en gran medida por una enzima llamada calcineurina, que induce la activación de un programa cuya función es producir mayor masa muscular en el corazón. Sin embargo, en este trabajo se ha identificado una variante alternativa de la calcineurina que, según los científicos, tiene el efecto opuesto.

Prevención de la hipertrofia cardiaca

En concreto, los investigadores han visto que la sobrexpresión de dicha variante de la calcineurina en el corazón del ratón previene la hipertrofia cardiaca y la fibrosis y mejora la contracción. Por el contrario, un ratón 'knockout' incapaz de producir CnAbeta1, desarrolla hipertrofia cardiaca y una pérdida de capacidad contráctil.

Mecanismo responsable

Para identificar el mecanismo molecular responsable de este efecto, los investigadores estudiaron la expresión de ARN mensajeros, proteínas y metabolitos en los corazones de estos ratones. Así, encontraron que CnAbeta1 promueve la activación de una ruta metabólica que preserva la capacidad de la mitocondria de producir ATP.

Esta ruta metabólica, que se encuentra activa en algunos tumores, explican los autores del trabajo, utiliza glucosa para producir serina, en vez de piruvato y lactato, que a su vez alimenta el metabolismo del tetrahidrofolato y de la metionina para producir diversos metabolitos antioxidantes como el glutatión. La inhibición de la producción de serina a partir de glucosa o de la síntesis de glutatión bloquea el efecto beneficioso de CnAbeta1.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.