15 nov 2018 | Actualizado: 09:15

El Chuvi diseña programas cardiacos personalizados para cada paciente

Estos planes de rehabilitación para personas que han sufrido infartos recomiendan dieta y determinados hábitos de vida

Profesionales y pacientes de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Chuvi.
El Chuvi diseña programas cardiacos personalizados para cada paciente
dom 08 julio 2018. 12.30H
Redacción
Un programa individualizado para la recuperación de cada paciente es el procedimiento con el que trabaja la Unidad de Rehabilitación Cardíaca en el Hospital Álvaro Cunqueiro. Esta Unidad, con poco más de un año de existencia, mantiene un control exhaustivo de 77 pacientes.

Cuando el paciente llega a la Unidad, después de recuperarse de un infarto o una intervención coronaria, se le realizan pruebas de todo tipo y, según los resultados, se le asigna un programa de rehabilitación.

"Cada paciente recibe un programa individualizado, que recomienda una dieta, ciertos comportamientos y hábitos de vida, además del tratamiento que se le asigna a cada uno", explica la directora de la unidad, Marisol Bravo.

Los pacientes que acceden al programa de rehabilitación completo deben asistir de lunes a viernes a la unidad, en el Hospital Álvaro Cunqueiro, para realizar una serie de controles diarios. Las personas a cargo del servicio piden a los pacientes que acudan en compañía de un pariente o de una persona que conviva con él, para comprobar que sigue los tratamientos y las dietas que se les programan.

El plan incluye una serie de ejercicios de entrenamiento con las máquinas de gimnasia que se encuentran en la unidad. Estos esfuerzos físicos que se controlan en todo momento, para verificar la evolución de las constantes vitales. Este programa de rehabilitación individualizado dura dos meses después de que el paciente ingresa al mismo.

Plan Educativo del Chuvi y el Paciente Experto


Además de este programa de rehabilitación, la unidad asiste a otro grupo de pacientes diferentes consultas, que están invitados a asistir a las sesiones de los jueves en el hospital, donde se les da pautas que deben seguir por sí mismos. Son pacientes adscritos a lo que se conoce como Plan Educativo de la Unidad.

Para llevar a cabo un seguimiento más completo del ejercicio físico de cada paciente, la Unidad ha llegado a un acuerdo con un centro deportivo en Vigo para que quienes desean ir allí estén controlados por un monitor coordinado con los profesionales sanitarios del hospital.

Además, se realiza un trabajo formativo con ciertos pacientes con características específicas, en lo que se conoce como  "Paciente Experto". Se trata de pacientes que pueden ayudar a otros pacientes con dolencias similares a la hora de resolver dudas o acompañarlos en ejercicios físicos.

"Lo que pretendemos hacer es que, mientras los pacientes se recuperan y adquieren la rutina de hábitos de vida saludables, creen un vínculo entre ellos, a través de ciertas actividades compartidas o preocupaciones que pueden ser comunes", dice Bravo.

Precisamente aquellos enlaces que se establecieron entre los participantes en los diferentes programas fueron el germen para la creación de una asociación de pacientes con rehabilitación cardíaca, constituida el 29 de junio.

Circuito biosaludable


Una de las principales actividades que realizan voluntariamente los pacientes en la unidad es el circuito biosaludable que rodea las instalaciones del Hospital Álvaro Cunqueiro.

Precisamente, y para celebrar casi un año y medio de funcionamiento de la unidad (fue creada en febrero de 2017), el personal de la misma y un grupo de pacientes dieron un paseo en el camino mencionado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.