La SEC y FEC han presentado el proyecto Verde para disminuir la morbimortalidad de enfermedad cardiovascular

El 25% de muertes por cardiopatía isquémica se relacionan con contaminación
Contaminación media anual de partículas por comunidades autónomas.


06 jun 2022. 10.55H
SE LEE EN 3 minutos
Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente que se ha celebrado este domingo 5 de junio la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC), presentan el proyecto SEC-FEC Verde, cuyo objetivo general es disminuir la morbimortalidad de las enfermedades cardiovasculares relacionada con la contaminación. En el marco de este proyecto, ambas entidades organizan esta tarde a las 17:00 horas un directo online para abordar el impacto de la calidad del aire sobre la salud cardiovascular de todas las personas, incluidos los niños. El evento podrá seguirse a través de la página web fundaciondelcorazon.com.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación atmosférica puede estar relacionada con el 25 por ciento de todas las muertes por cardiopatía isquémica y el 24 por ciento de los fallecimientos por accidentes cerebrovasculares.

Las partículas de la materia en suspensión (PM2.5 y PM10) son los productos contaminantes de mayor impacto medioambiental. Cuanto más pequeñas son, más dañinas para la salud pueden resultar. Esto quiere decir que las PM2.5 son las más peligrosas. A este respecto, la SEC y la FEC han analizado la concentración media anual de estas partículas en todas las comunidades autónomas españolas durante la última década.

Todas las regiones, excepto Canarias, Murcia y La Rioja, han logrado disminuir entre 2010 y 2020 la concentración media anual de PM2.5. Sin embargo, la revisión a la baja (hasta los 5 microgramos/m3) del valor límite de concentración anual recomendado por la OMS hace que todas las comunidades lo rebasen.

¿Qué CCAA han incrementado las partículas PM10?


En cuanto a las PM10, solo en Canarias y Galicia se ha incrementado la concentración media anual de estas partículas, aunque únicamente Extremadura, Navarra y Aragón se sitúan por debajo del límite recomendado por la OMS que, en el caso de las PM10, se sitúa en 15 microgramos/m3.

“Las guías de Calidad del Aire del 2021 de la OMS son más restrictivas con las concentraciones de contaminantes recomendadas en el ambiente, por lo que, aunque en España ha habido cierta mejora en la calidad del aire en la última década, todavía estamos lejos de alcanzar esas recomendaciones”, valora Jordi Bañeras, asesor del proyecto SEC-FEC Verde. El especialista en cardiología añade: “Estas guías actualizadas de la OMS van de la mano de la evidencia científica que indica que no existe umbral a partir del cual la contaminación atmosférica es dañina, sino que mínimas concentraciones de contaminantes en el ambiente ya se asocian a mayor morbimortalidad cardiovascular”.

En este marco, es urgente seguir desarrollando estrategias personales y poblacionales de prevención, desde fomentar el transporte activo, a pie o en bicicleta, al teletrabajo o políticas medioambientales. En este sentido no solo el tráfico rodado es el único responsable de emisión de contaminantes, sino que hay que abordar todas las fuentes, como la generación de contaminantes en la industria, los puertos y aeropuertos y en las viviendas, sobre todo por combustión el calderas y cocinas, tal y como ha señalado recientemente un informe de la Alianza Europea de Salud Pública (EPHA, por sus siglas en inglés). Este informe apunta a España como uno de los países europeos con menos emisiones contaminantes debido a las calderas domésticas. Aun así, hay margen de mejora.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.