Coronavirus: la hidroxicloroquina en Covid-19 aumenta el riesgo de arritmia

Hay tratamientos pueden causar una alteración eléctrica en el corazón conocida como prolongación de QTc

Coronavirus: la hidroxicloroquina en Covid-19 aumenta el riesgo de arritmia
lun 04 mayo 2020. 17.40H
La administración de hidroxicloroquina a pacientes con Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, aumenta el riesgo de arritmias cardiacas, según un estudio llevado a cabo por investigadores del Beth Israel Deaconess Medical Center (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista JAMA Cardiology.

En concreto, en el trabajo la combinación de hidroxicloroquina con azitromicina se relacionó con cambios aún mayores en el corazón en comparación con la hidroxicloroquina sola. "Si bien la hidroxicloroquina y la azitromicina son generalmente medicamentos bien tolerados, un mayor uso en el contexto de Covid-19 aumentará la frecuencia de eventos adversos de medicamentos", han asegurado los expertos.

Un hecho que, a su juicio, es "especialmente preocupante" si se tiene en cuenta que los pacientes con comorbilidades cardiacas subyacentes parecen verse afectados de manera desproporcionada por el Covid-19, dado que el virus en sí puede dañar el corazón.


"Los pacientes que fueron hospitalizados y que recibieron hidroxicloroquina con crecuencia experimentaron prolongación de QTc"


La hidroxicloroquina y la azitromicina pueden causar una alteración eléctrica en el corazón conocida como prolongación de QTc, indicada por un espacio más largo entre picos específicos en un electrocardiograma. La prolongación de QTc indica que el músculo cardíaco tarda unos milisegundos más de lo normal en recargarse entre latidos, lo que puede provocar arritmias y, a su vez, aumentar la probabilidad de infarto, ictus o, incluso, la muerte.

En este estudio observacional, retrospectivo y de centro único, los investigadores evaluaron a 90 adultos con Covid-19 que fueron hospitalizados en Bidmc entre el 1 de marzo y el 7 de abril de 2020, y que recibieron al menos un día de hidroxicloroquina. Más de la mitad de estos pacientes también tenían presión arterial alta y más del 30 por ciento padecían diabetes.

El 19 por ciento de los que solo recibieron hidroxicloroquina desarrollaron un QTc prolongado de 500 milisegundos o más, y tres pacientes tuvieron un cambio en el QTc de 60 milisegundos o más. De los 53 pacientes que también recibieron azitromicina, el 21 por ciento tenía un QTc prolongado de 500 milisegundos o más, y el 13 por ciento experimentó un cambio en el QTc de 60 milisegundos o más.

"En nuestro estudio, los pacientes que fueron hospitalizados y que recibieron hidroxicloroquina por Covid19 con frecuencia experimentaron prolongación de QTc y eventos adversos de medicamentos", han comentado los investigadores, para comentar que "si se considera el uso de hidroxicloroquina, particularmente combinado con azitromicina, los médicos deben sopesar cuidadosamente los riesgos y beneficios, y monitorear de cerca el QTc, particularmente considerando las comorbilidades de los pacientes y el uso concomitante de medicamentos".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.