Combinan TAC y resonancia en 3D para diagnosticar enfermedades coronarias

Los investigadores han señalado que estas imágenes permiten una interpretación más rápida y precisa

Imagen 3D de la combinación de ambas técnicas.
Combinan TAC y resonancia en 3D para diagnosticar enfermedades coronarias
vie 17 abril 2020. 15.00H
Las enfermedades cardiacas causan miles de muertes al año en todo el mundo, siendo las más comunes son las de tipo coronario, tal y como señalan desde el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Solo en los Estados Unidos más de 1,8 millones de ciudadanos padecen una enfermedad coronaria. Por ello, los investigadores están implementado nuevas técnicas para determinar con la mayor precisión posible cómo afecta la enfermedad a cada paciente.

La tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética son los métodos con los que trabajan -por el momento- los médicos para la obtención de imágenes de un modo no invasivo y evaluar así el estado de la enfermedad.

Ahora, los investigadores han determinado que la combinación de ambas técnicas permiten maximizar esfuerzos. "La idea de fusionar la información sobre diferentes aspectos patológicos de la enfermedad y combinarlos en una sola imagen 3D permite una interpretación mucho más rápida y precisa", según señala Jochen von Spiczack, radiólogo del Instituto de Radiología Diagnóstica e Intervencionista del Hospital Universitario de Zurich.


Imágenes 3D en Cardiología


"La información de la imagen fusionada en 3D ha ayudado a correlacionar áreas de estrechamiento en las arterias coronarias y valorar su gravedad", destaca Spiczack al mismo tiempo que señala que "esta técnica podrá usarse para ayudar a los especialistas en los procedimientos de revascularización quirúrgica o en intervenciones como la colocación de endoprótesis".

Además, según señalan los investigadores, esta técnica muestra unos resultados mucho más precisos al producirse la combinación, ya que por separado, "pueden resultar inconsistentes o contradictorios".

Por último, Spiczack ha explicado que "el mayor problema para su implementación puede ser el coste y la falta de un software avanzado en los centros hospitalarios".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.