13 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Especialidades / Cardiología

¿Por qué prolongar la vida de pacientes cardiacos depende de 20 minutos?

Un estudio canadiense revela cómo contrarrestar el riesgo de mortalidad en enfermedades cardiovasculares

El estudio incluyó 132 pacientes con enfermedad arterial coronaria.
¿Por qué prolongar la vida de pacientes cardiacos depende de 20 minutos?
lun 22 octubre 2018. 13.20H
Redacción
Los pacientes cardiacos deben moverse cada 20 minutos para prolongar la vida, según las conclusiones de un estudio, que investigó cuántos descansos y de qué duración se necesitan para gastar 770 kcal. Los resultados del análisis se presentan en el Congreso Cardiovascular Canadiense (CCC) 2018, que se celebra hasta el martes en Toronto, Canadá.

Los pacientes cardiacos pasan la mayor parte de sus horas de vigilia sentados, recostados y mirando televisión. Investigaciones anteriores han demostrado que ser sedentarios durante largos periodos de tiempo podría acortar la vida, pero tomar descansos para moverse puede contrarrestar el riesgo, especialmente si esto significa quemar más de 770 kcal por día.

Cada hora de descanso, los pacientes deben tomar 3 pausas que suman 21 minutos de actividad física ligera



"Nuestro estudio muestra que los pacientes cardiacos deben interrumpir el tiempo de sedentarismo cada 20 minutos con una sesión de siete minutos de actividad física ligera -propone la autora del estudio, Ailar Ramadi, profesora postdoctoral de la Facultad de Medicina de Rehabilitación de la Universidad de Alberta, en Edmonton, Canadá-. Las actividades simples como pararse y caminar a un ritmo casual gastarán más de 770 kcal en un día si se realizan con esta frecuencia y duración".

El estudio incluyó a 132 pacientes con enfermedad arterial coronaria. La edad promedio fue de 63 años y el 77 por ciento eran hombres. Los participantes usaron un monitor de actividad de brazalete durante un promedio de 22 horas al día durante cinco días, que registró la cantidad de energía gastada durante los descansos de inactividad, la cantidad de tiempo inactivo y el número y la duración de los descansos durante cada hora sedentaria.

Ramadi subraya: "Ahora hay mucha evidencia de que sentarse durante largos periodos es malo para la salud. Nuestro estudio sugiere que, durante cada hora de descanso, los pacientes cardiacos deben tomar tres pausas que suman 21 minutos de actividad física ligera. Esto gastará 770 kcal por día, una cantidad asociada con un menor riesgo de muerte prematura".


Los estilos sedentarios afectan a más de la mitad de la población mundial 


Con respecto a las limitaciones de la investigación, el profesor Joep Perk, portavoz de Prevención de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés), señala que se trataba de un pequeño estudio observacional sin grupo de control. "Se necesita un ensayo controlado aleatorio antes de que esto pueda convertirse en una recomendación firme -explica-. Sin embargo, la actividad física regular es clave para lograr una vida saludable, seas unpaciente cardiaco o no". 

Michelle M. Graham, presidenta del Comité del Programa Científico de CCC 2018, subraya: "Estamos encantados de contar con estudios innovadores como el de Ramadi y sus colegas en CCC. Su novedoso trabajo tiene implicaciones muy prácticas, no solo para pacientes con enfermedades cardiovasculares, sino para mejorar la prevención al alterar la forma en que las personas trabajan en ambientes sedentarios".

El profesor Jeroen Bax, expresidente de ESC y director del curso del programa ESC en CCC 2018, apunta: "Los estilos de vida sedentarios afectan a más de la mitad de la población mundial. Las directrices de la ESC sobre la prevención de enfermedades cardiovasculares recomiendan un mínimo de 150 minutos de actividad moderada o 75 minutos de actividad vigorosa por semana. Cualquier actividad es mejor que ninguna y más actividad es mejor que algo de actividad".


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.