15 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Tres hospitales optimizan el perioperatorio del colon con nuevos hábitos

Un estudio prueba los beneficios de la recuperación 'multimodal'

Damián García Olmo, de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.
Tres hospitales optimizan el perioperatorio del colon con nuevos hábitos
mié 20 julio 2016. 09.50H
Redacción
La rehabilitación multimodal, un sistema de recuperación posquirúrgica que hasta ahora se ha utilizado en pacientes jóvenes de manera preferencial, también aporta numerosos beneficios a personas mayores de 70 años que se someten a cirugía colorrectal.

Ésta es la principal conclusión de un amplio estudio realizado por especialistas españoles con 188 pacientes mayores de 70 años de la Fundación Jiménez Díaz-Grupo Quirónsalud, el Hospital Clínico de Zaragoza y el General de Elche, y que recoge la revista científica International Journal of Colorectal Disease.

La rehabilitación multimodal, que incluye el cumplimiento de numerosas pautas antes, durante y después de la cirugía como, por ejemplo, iniciar la deambulación y la ingesta de líquidos de forma precoz tras la cirugía, ha conseguido reducir de media en 1,5 días (de 7,5 a 6 días) la estancia hospitalaria de los pacientes mayores tras una intervención quirúrgica colorrectal.

Asimismo, este tipo de rehabilitación ha hecho posible una reducción de las complicaciones tras la cirugía y, en definitiva, un retorno más rápido y en mejores condiciones a la vida diaria, según se deduce de las conclusiones del estudio, el más amplio hasta la fecha realizado en pacientes mayores acerca de esta modalidad de recuperación.

Caminar en las primeras 24 horas

Tras la operación, las pautas de la rehabilitación multimodal indican que el paciente debe levantarse de la cama y caminar tan pronto como sea posible (en las primeras 24 horas), lo que evita trombos, reduce el riesgo de infecciones respiratorias y permite retirar los catéteres; así como ingerir líquidos y comer de forma temprana tras la intervención, lo que ayuda a retirar antes las vías intravenosas y hace que el sistema digestivo a vuelva antes a la normalidad.

Este tipo de rehabilitación –han agregado los autores del estudio—supone una auténtica revolución en el ámbito de la cirugía colorrectal, sólo comparable por su importancia y por los beneficios que supone para el paciente con avances como el que supuso en su momento la irrupción de la cirugía laparoscópica.

El 67,7% de los pacientes, sin complicaciones posquirúrgicas

De hecho, el 66,7 por ciento de los posoperatorios de los pacientes incluidos en el estudio transcurrieron sin ninguna complicación, frente al 56,6 por ciento de los pacientes que no cumplen estas pautas, y los investigadores no detectaron dos de las complicaciones más frecuentes en estos pacientes tras la cirugía: la neumonía posoperatoria y el tromboembolismo venoso.

Asimismo, otra de las ventajas de este método es que los pacientes oncológicos comienzan antes el tratamiento de quimioterapia, lo que puede mejorar el resultado a largo plazo.

Con estos datos sobre la mesa, los autores del trabajo destacan que el principal obstáculo para avanzar en la implantación de la rehabilitación multimodal, más allá de la necesidad de contar con un equipo médico multidisciplinar implicado en esta terapia, reside en el propio temor de los pacientes a empezar a beber en las 6-8 horas siguientes a la intervención o a atreverse a caminar, lo que requiere de un esfuerzo educativo añadido por parte de los cuidadores.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.