Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Conocimiento > Avances

Las comunicaciones de los congresos científicos "se pierden en la nada"

Los investigadores advierten que se debería cuidar más esta producción para que acabara en revistas científicas

Imagen de un laboratorio de genética.
Las comunicaciones de los congresos científicos "se pierden en la nada"
Juanma Fernández
Domingo, 04 de diciembre de 2016, a las 16:00
La investigación en España, país poco acostumbrado a dar facilidades en este campo, vive desde la crisis económica sus días más complicados. Por ello, resulta todo un dispendio que una inmensa parte de la producción científica que va a parar a los congresos científicos acabe desperdiciada; es decir, sin ponerse en común con el resto de investigadores que ayuden a la evolución de la ciencia. “Menos del 10 por ciento de las comunicaciones de cualquier congreso médico científico celebrado en España nunca acaban incluidas en una revista científica a la que podamos acceder el resto de profesionales”, señala Pablo Demelo, del grupo de trabajo en Formación de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

“La gente manda sus comunicaciones a los congresos porque les viene bien para el currículum, de la misma forma que a los congresos les beneficia que asista toda la gente posible”, matiza este facultativo. La cuestión clave, a su juicio, es que “estas comunicaciones se publican en el libro del congreso pero en ninguna base de datos médicos”; por ello, asegura que “todo lo enviado, si no acaba en una revista de impacto se pierde en la nada”.

Ante esta desalentadora situación, Demelo asegura que los investigadores no pueden "estar siempre llorando porque, entre otras cosas, nuestra obligación no es únicamente atender al paciente sino mejorar el sistema público de salud y en eso, el desarrollo científico es esencial”. Por tanto, las soluciones pasan, por el momento, en “insistir” para lograr que el trabajo de investigación se publique en una revista. Del mismo modo, este especialista asume que también se debería “mejorar la producción científica aumentando el corte mínimo de las comunicaciones que se admiten”.

No obstante, otras medidas a tener en cuenta para un futuro científicamente productivo también pasarían porque “los editores de las revistas científicas se pasearan por los congresos y seleccionaran los trabajos que más les interesan, como ocurre por ejemplo en Estados Unidos”. Claro que “una mayor implicación entre los congresos y las citadas publicaciones también sería un escenario deseable a reseñar.