La pancreatitis autoinmune no parece agravar la colitis ulcerosa

Un estudio chileno con 12 pacientes aclara la relación clínica entre ambas enfermedades

La pancreatitis autoinmune no parece agravar la colitis ulcerosa
lun 07 septiembre 2020. 16.30H
Un estudio publicado en la Revista Española de Enfermedades Digestivas ha analizado la relación entre pancreatitis autoinmune y colitis ulcerosa, una asociación cuyo impacto en la salud es poco claro, pues hay estudios que sugieren que la enfermedad intestinal se agrava con la pancreatitis, y otros que no encuentran diferencias. Este nuevo trabajo viene a apoyar a los segundos.

Las autoras, del Hospital Clínico Universidad de Chile, en la ciudad chilena de Santiago, incluyeron en su investigación a 12 pacientes que habían sido diagnosticados con ambas condiciones entre 2007 y 2018 en su hospital. La media de edad se situaba en 34 años, y algo más de la mitad eran mujeres.

“A pesar de estar limitado de alguna forma por el bajo número de sujetos y la ausencia de histología pancreática, nuestra experiencia permite destacar la significancia clínica de la asociación entre enfermedad inflamatoria intestinal y pancreatitis autoinmune”, explican en la conclusión.

“Las características clínicas de la pancreatitis autoinmune y su curso son coherentes con la literatura”, indican y señalan que son la “no asociación con enfermedad de Crohn ni un curso más agresivo de la colitis ulcerosa”.


Dos subtipos de pancreatitis autoinmune


En 2003 fueron descritos dos subtipos de la pancreatitis autoinmune, el más relevante para la enfermedad inflamatoria intestinal es el tipo 2, la pancreatitis ductal central idiopática, que afecta a pacientes entre 30 y 40 años de ambos géneros (la tipo 1 solo afecta a hombres de más de 50 años).

La incidencia de colitis ulcerosa en pacientes con pancreatitis autoinmune tipo 2 es del 35 por ciento. En cambio, la incidencia de pancreatitis en la colitis ulcerosa es del 0,54 por ciento.

En el estudio, todos los pacientes fueron tratados con prednisona a dosis iniciales de hasta 40 miligramos al día, que fueron disminuyendo al cabo de los meses. No se observaron recurrencias de la pancreatitis y un paciente tuvo una recuperación completa. Para la colitis ulcerosa se medicó con 5-amino salicilatos y corticosteroides durante la fase aguda.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.