El Carlos III anuncia "importantes cambios terapéuticos" en hepatitis B

Explican que se está investigando en qué pacientes con evolución positiva puede ser posible parar el tratamiento

Xavier Forns, coordinador del 'Programa de Investigación en epidemiología, prevención y tratamiento de la infección por virus de la hepatitis' del Ciberehd.
El Carlos III anuncia "importantes cambios terapéuticos" en hepatitis B
vie 26 julio 2019. 13.30H
Investigadores del Ciber de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (Ciberehd), perteneciente al Instituto de Salud Carlos III (Isciii), han asegurado, con motivo de la celebración este 28 de julio del Día Mundial contra la Hepatitis, que pronto habrá "importantes cambios terapéuticos" para la hepatitis B.

La hepatitis B, que puede cronificarse y para la que también existe vacuna, se transmite por vía parenteral (mediante transfusiones de sangre no controladas, inyecciones con instrumental médico contaminado o por consumo de drogas inyectables), por vía sexual y por transmisión materno fetal.

"Habrá importantes cambios en el manejo de esta hepatitis. Se está investigando en qué pacientes con evolución positiva de la enfermedad puede ser posible parar el tratamiento", ha dicho el coordinador del 'Programa de Investigación en epidemiología, prevención y tratamiento de la infección por virus de la hepatitis' del Ciberehd, del Isciii, Xavier Forns.

Hacia la erradicación de la hepatitis C 


El experto se ha referido también a la hepatitis C, informando de que parte del trabajo del centro está encaminado en avanzar hacia la erradicación de la hepatitis C.Tal y como ha recordado, los mayores retos ahora son la detección de casos ocultos y dar con el mejor cribado.

En cuanto a la en hepatitis A, el investigador ha explicado que ya hay una vacuna efectiva, si bien ha avisado del repunte de casos entre el colectivo homosexual, destacando la necesidad de fomentar la prevención y la vacunación, y analizar las cepas circulantes por Europa.

Finalmente, ha aludido a la hepatitis E, cuyos genotipos 1 y 2 se transmiten de forma similar al virus de la hepatitis A mientras que el genotipo 3 constituye una zoonosis y se transmite por el consumo de carne contaminada (fundamentalmente de origen porcino), comentando que el siguiente objetivo pasa por identificar la prevalencia real en colectivos inmunosuprimidos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.