Colangitis esclerosante y enfermedad inflamatoria intestinal van de la mano

Entre el 50 y el 80% de los pacientes con esta enfermedad hepática desarrollan colitis ulcerosa o Crohn

Colangitis esclerosante y enfermedad inflamatoria intestinal van de la mano
lun 03 junio 2019. 11.30H
Una revisión publicada en la revista Gastroenterología y Hepatología profundiza en la relación entre la colangitis esclerosante primaria (CEP) y la enfermedad inflamatoria intestinal, concluyendo que en los pacientes de la primera debe hacerse una detección rutinaria de la segunda.

La revisión, cuya primera autora es Paulina Núñez, del Servicio de Gastroenterología del Hospital San Juan de Dios de Santiago de Chile, señala que entre el 50 y el 80 por ciento de los pacientes de colangitis esclerosante primaria tiene una enfermedad inflamatoria intestinal.

De estas, la más frecuente es la colitis ulcerosa. Cuando la colangitis se asocia a enfermedad de Crohn, el curso de la enfermedad inflamatoria suele ser benigno, apunta el estudio.


Comprobación variable 


“La recomendación en pacientes con CEP sin enfermedad inflamatoria intestinal crónica conocida es realizar colonoscopia basal cada cinco años, salvo aparición anterior de síntomas sospechosos de enfermedad intestinal”, explica Antonio Olveira, hepatólogo del Hospital Universitario La Paz, que afirma desconocer “el grado de cumplimiento de esta recomendación”.


La prevalencia de CEP es de hasta 16 casos por 100.000 habitantes, pero puede aumentar con la mejora de las técnicas diagnósticas


Olveira apunta que el despistaje debe realizarse al momento del diagnóstico y “para mejorar la detección de enfermedad inflamatoria intestinal crónica se deben realizar biopsias salpicadas del colon”.

Por su parte, Isabel Vera Mendoza, especialista en Aparato Digestivo del Hospital Puerta de Hierro, apunta que la comprobación rutinaria de enfermedad inflamatoria en pacientes con CEP “es variable de unos centros a otros. Generalmente, debe realizarse una colonoscopia ante esta enfermedad”.


Cinco hipótesis


La revisión publicada en Gastroenterología y Hepatología explica que la prevalencia mundial de la colangitis esclerosante primaria es de entre 0 y 16 casos por cada 100.000 habitantes, pero puede aumentar al usar técnicas más sensibles de detección.

En los pacientes de colitis ulcerosa, la presencia de CEP está entre el 0,8 y el 8 por ciento, mientras que en aquellos con enfermedad de Crohn la desarrollarán entre el 0,4 y el 9 por ciento de los pacientes.

Los autores del artículo (cuyo último firmante es Fernando Gomollón, del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza) apuntan cinco hipótesis para explicar la relación entre la colangitis y la enfermedad intestinal.

Estas explicaciones van desde un posible aumento de la permeabilidad intestinal por inflamación crónica; la interacción del microbioma con los ácidos biliares; que éstos ejerzan un control directo sobre la microbiota; que la susceptibilidad al daño inducido por el ácido biliar tenga un origen genético, y una interacción entre quimiocinas y moléculas de adhesión comunes al intestino e hígado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.