Enfermedad del nodo sinusal

¿Cómo se diagnostica la enfermedad del nodo sinusal?
El corazón late de forma rítmica (acompasada)  a una frecuencia (velocidad) de entre 60 y 90 latidos por minuto (lpm). El latido se origina en una zona del corazón llamada nodo sinusal, que se encuentra en la aurícula izquierda. Este nodo sinusal es un marcapasos natural desde donde se generan los impulsos nerviosos que recorren todo el corazón. El impulso nervioso pasa de la aurícula al ventrículo produciéndose una contracción cardiaca.

La enfermedad del nodo sinusal es un tipo de arritmia cardiaca que generalmente se acompaña de bradicardia (enlentecimiento de la frecuencia del corazón por debajo de 60 lpm) aunque en ocasiones alterna fases de bradicardia con otras de taquicardia (aumento de la frecuencia del corazón).

¿Cuáles son las causas de la enfermedad del nodo sinusal?


Las causas de disfunción del nodo sinusal son:
  • Fisiológicas, es decir no debidas a ninguna enfermedad:
  • Jóvenes.
  • Deportistas.
  • Hipersensibilidad del seno carotídeo (una estructura que se encuentra en el cuello y que regula la actividad del corazón).
  • Disfunción del nodo sinusal por enfermedades no cardiacas:
  • Hipotiroidismo.
  • Falta de oxígeno, por ejemplo en personas que tienen enfermedades pulmonares.
  • Síndrome de apnea del sueño.
  • Aumento de la presión dentro del cerebro.
  • Por la toma de diversos medicamentos: Beta bloqueantes, calcioantagonistas, digoxina, antiarrítmicos, litio, algunos antidepresivos y antipsicóticos.
  • Disfunción del nodo sinusal por enfermedades cardiacas:
  • Enfermedad coronaria.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Pericarditis.
  • Cardiopatías congénitas (de nacimiento).
  • Tras radiación o cirugía del corazón.
  • Causas familiares.
  • Otras causas.


¿Qué síntomas produce este tipo de arritmia?


La alteración más habitual en pacientes con disfunción del nodo sinusal es la bradicardia, es decir, el enlentecimiento de la frecuencia del corazón. Este enlentecimiento puede no producir ningún síntoma y ser un hallazgo casual al tomar el pulso o hacer un electrocardiograma, o puede producir cansancio, dificultad para respirar, dificultad para realizar actividades físicas, mareo o pérdida de conocimiento (desmayo o síncope).

Cuando produce episodios de taquicardia pueden notarse palpitaciones en el pecho o se puede precipitar el desarrollo de un episodio de angina de pecho (en personas que tengan enfermedad coronaria) o de insuficiencia cardiaca.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?


El diagnóstico de disfunción del nodo sinusal se realiza mediante un electrocardiograma y en ocasiones se precisa colocar un Holter, siendo necesarias pruebas adicionales para conocer su causa, generalmente una radiografía del tórax, un ecocardiograma, una prueba de esfuerzo, diversos análisis de sangre y a veces otras pruebas, entre las que se puede encontrar un cateterismo cardiaco.

¿Cuál es el pronóstico de los pacientes afectados?


El pronóstico de la enfermedad del nodo sinusal depende de la enfermedad responsable y de la gravedad de la bradicardia y/o de la taquicardia. La bradicardia en sí no es, en general, grave, si bien requiere en ocasiones una actuación urgente para recuperar el ritmo cardiaco normal y quitar los síntomas. Una bradicardia importante puede producir pérdida de conocimiento con caída al suelo. La taquicardia puede hacer que el paciente entre en insuficiencia cardiaca o que desarrolle trombos en su corazón que pueden facilitar el desarrollo de embolias cerebrales.

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad del nodo sinusal?


Para tratar la enfermedad del nodo sinusal hay que conocer su causa. En algunas ocasiones la bradicardia es transitoria y en otras se corrige al actuar sobre la causa que la produce, por ejemplo retirando determinadas medicinas o tratando el hipotiroidismo. En aquellas situaciones en las que la bradicardia es persistente y produce síntomas o puede producir complicaciones, hay indicación de colocar un marcapasos permanente o definitivo. En algunas circunstancias la bradicardia puede ser transitoria pero tan grave que requiere colocar un marcapasos temporal.
Aunque esta información ha sido redactada por un especialista médico, su edición ha sido llevada a cabo por periodistas, por lo que es un contenido meramente orientativo y sin valor de indicación terapéutica ni diagnóstica. Recomendamos al lector/a que cualquier duda relacionada con la salud la consulte directamente con el profesional del ámbito sanitario correspondiente.

Buscador de enfermedades

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V