14 nov 2018 | Actualizado: 09:40
Viernes, 30 de marzo de 2012, a las 14:30

Redacción. Pamplona
La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Marta Vera, ha anunciado que el Gobierno de Navarra pondrá en marcha en el último trimestre de este año 2012 la fase piloto del programa de prevención (técnicamente llamado de cribado), que se implementará en el Centro de Salud de Echavacoiz, en Pamplona, a un millar de personas usuarias, antes de extenderlo a toda la población de la Comunidad Foral en la franja de edad de 50 a 69 años.

Marta Vera.

Vera ha participado en un encuentro de medios de comunicación y responsables médicos de las áreas de Oncología y Aparato de Digestivo del Servicio Navarro de Salud y de la Clínica Universitaria de Navarra a fin de exponer la situación y los planes de actuación contra el cáncer colorrectal.

El cáncer colorrectal es el tipo de tumor más frecuente en la actualidad. En el periodo entre 2003-2007 se registraron anualmente en Navarra 252 casos en hombres y 167 en mujeres, que representan el 15 por ciento del total de casos de cáncer registrados. En 2010, el número de fallecidos en la Comunidad Foral por causa de este tumor fue de 130 hombres y 75 mujeres. En los hombres, es la segunda causa de mortalidad por cáncer, después del cáncer de pulmón, y en las mujeres, la primera.

En este momento, la tasa de superviviencia por este tumor se sitúa en el 50-60% de los pacientes, si bien podría llegar al 90% con diagnóstico precoz, que, sin embargo, en este momento solo se da en un tercio de los afectados que llegan al sistema de salud. Estos datos dan noticia de la importancia de la prevención e ilustran sobre la pertinencia de una campaña de prevención que alcance a toda la población en la franja de edad entre los 50 y 69 años, cuando es más frecuente la aparición de este tumor.

La campaña alcanzará a toda la población del segmento de edad prescrito que deberá someterse a él una vez cada dos años. El procedimiento es un test de heces que se hace en el centro de salud para detectar hemorragias internas y, en caso positivo (alrededor del 7%), con una confirmación de diagnóstico por medio de una colonoscopia que se realiza en sede hospitalaria con anestesia total.

En este proceso, la prevención se inicia en la asistencia primaria donde los pacientes reciben información y recomendaciones sobre los factores que ayudan a prevenir esta dolencia: una dieta sana (fruta, verdura, carne blanca y pescado) y hábitos saludables (movilidad frecuente y abstinencia de tabaco y de alcohol), así como información para los familiares de pacientes, que podrían verse afectados en mayor medida por razones genéticas.