Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25

El contrato para el control de los servicios no clínicos de Valdecilla se convocará en julio

La consejera de Sanidad niega que “no vaya a haber un control de las obras”

Martes, 01 de julio de 2014, a las 14:03
Redacción. Santander
El Hospital Valdecilla convocará en julio un contrato para la evaluación y control de los servicios no clínicos del centro sanitario asumidos por Ferrovial-Siec, con motivo del contrato de colaboración público-privado suscrito entre la empresa y el Gobierno de Cantabria para acabar las obras del centro sanitario.

María José Sáenz de Buruaga.

Así lo ha anunciado la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, en el Pleno del Parlamento, donde ha respondido a una batería de preguntas del PSOE, formuladas por la diputada y exconsejera de Bienestar Social Dolores Gorostiaga, sobre el control y seguimiento de los trabajos que se están ejecutando en el hospital.

Sáenz de Buruaga ha avanzado en su intervención que la Gerencia de Valdecilla está trabajando para adecuar los pliegos del citado contrato a uno nuevo especializado, que se va a referir a la evaluación y control de la gestión de los servicios no clínicos por parte de Ferrovial-Siec y que se convocará “a la mayor brevedad posible”, a lo largo del próximo mes de julio. Se trata de un contrato “necesario” ya que la citada evaluación no se puede llevar a cabo desde el Servicio Cántabro de Salud (SCS), ha precisado.

Oficina técnica de seguimiento y control

En cuanto al control y seguimiento de las obras de Valdecilla, a través de la denominada oficina técnica de seguimiento y control de calidad, Sáenz de Buruaga ha reiterado que el desestimiento en la contratación de este servicio obedece al “avanzado” estado de ejecución de la fase inicial del proyecto, que iba a estar “prácticamente finalizado” cuando se adjudicara el contrato para el seguimiento y control de las obras. “Ya no tenía razón de ser” dicho contrato, por lo que se desistió por “puro sentido común”, ha reiterado.

Sin embargo, pese a ello, Sáenz de Buruaga ha negado que no vaya a haber “ningún control” sobre los trabajos, ya que éste será desarrollado por el Servicio Cántabro de Salud (SCS) a través de sus profesionales, lo que demuestra, ha enfatizado, la “capacidad” del mismo para “afrontar y dar solución a problemas ajenos” al hospital que “van surgiendo” en torno al desarrollo del contrato público-privado y la ejecución de las obras.