Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

UPyD exige ayudas para los 11.000 celiacos de la comunidad

Pide la unión de las Consejerías de Educación y Sanidad

Lunes, 21 de julio de 2014, a las 11:06
Redacción. Zaragoza
Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha exigido al Gobierno de Aragón ayudas para los celiacos y campañas de concienciación sobre la enfermedad, que padecen cerca de 11.000 aragoneses. El coordinador de UPyD, Carlos Aparicio, ha criticado que, "a pesar del gran volumen de afectados", el Ejecutivo autonómico lleva años haciendo oídos "sordos" a las demandas de estas personas, "que sólo piden medidas razonables y justas para convivir con la enfermedad durante toda su vida".

Carlos Aparicio.

Desde la formación magenta se considera "indispensable" establecer puntos de unión entre las Consejerías de Educación y Sanidad del Gobierno aragonés que permitan llevar a cabo una campaña de concienciación e información sobre la enfermedad. En este contexto, UPyD ha reclamado al Departamento de Educación que establezca la obligatoriedad de fijar menús sin gluten en las universidades y centros escolares, "algo que ahora no es obligatorio y que en pocos centros educativos se lleva a cabo".

"Con ello, se estará dando respuesta a todos los niños celiacos desde el nacimiento y se favorecerá la conciliación laboral y familiar de sus padres, que hasta la fecha no pueden dejar a sus hijos a comer en el comedor escolar", ha remarcado Aparicio. Asimismo, ha opinado que esta medida debería hacerse extensible a los puntos dispensadores de comida en los edificios públicos, donde se establezca la obligatoriedad de ofrecer productos aptos para celíacos señalizados como tal.

También ha solicitado que se lleven a cabo cursos y programas formativos para que los establecimientos hosteleros implanten en su carta menús aptos para celiacos "lo que redundará, además, en la imagen como una tierra acogedora con el turista". UPyD ha pedido establecer una ayuda económica para las familias en las que haya algún celiaco, tal y como ya se lleva a cabo en Navarra, Comunidad Valenciana o Extremadura.

"Por cada integrante celiaco en una unidad familiar, el precio medio de la lista de la compra se incrementa en más de 1.500 euros anuales", ha justificado Aparicio. En este punto, ha concretado que el elevado precio de los productos sin gluten, que en algunos casos multiplica por 400 su valor respecto a su homólogo cotidiano, hace inviable para muchas familias la adquisición de estos productos.

"Casi a diario se diagnostica la enfermedad a algún aragonés y, sin embargo, desde la Administración no se les ofrece ni una simple guía sobre ella, los alimentos que pueden ingerir o dónde comprarlos", ha aseverado Aparicio, quien ha lamentado que este tipo de medidas recaigan en asociaciones y organizaciones sin ánimo de lucro y financiadas, en gran medida, por los propios enfermos. Por último, ha apostillado que en la comunidad aragonesa se estima que existen cerca de 11.000 celiacos y sólo el 10 por ciento ha sido diagnosticado.