Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Unos 300 niños ingresados participan en el programa “Aulas Hospitalarias”

La iniciativa impulsa las nuevas tecnologías al servicio de las tutorías on-line

Lunes, 14 de febrero de 2011, a las 11:04

Herminio Sastre, consejero de Educación.

E.P. Oviedo
Unos 300 niños asturianos que han estado hospitalizados en 2010, de los que 80 han estado ingresados durante periodos superiores a dos meses, han participado en el programa “Aulas Hospitalarias”. La mayoría son alumnos de Primaria y ESO, aunque también participan estudiantes de Bachillerato y Ciclos Formativos.

La iniciativa ofrece apoyo los estudiantes enfermos tanto en el aula hospitalaria, como en planta y a domicilio, si es necesario. Para ello, los docentes adscritos al programa trabajan en coordinación con los centros educativos, las familias y los voluntarios de la ONG “Psicólogos sin fronteras”.

El programa, que funciona en todas las comunidades y se lleva a cabo en el Principado desde hace 22 años, concentra su actividad en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ya que es a donde se derivan los casos más severos. No obstante, el programa cuenta también con una unidad escolar en el Hospital de Cabueñes para estancias cortas.

En concreto, una de las aulas está en la sexta planta de Pediatría del Hospital de Cabueñes en Gijón, dotada con una maestra que realiza actuaciones educativas con el alumnado hospitalizado. Atiende al alumnado de Infantil y Primaria convaleciente de las zonas de Gijón, Avilés y Occidente.

La otra se encuentra en el Centro Materno-Infantil del HUCA. Esta unidad es la de referencia a nivel autonómico para la coordinación del Programa. A ella están adscritos 5 docentes de los niveles de Educación Infantil y Primaria, de Educación Secundaria Obligatoria, de Bachillerato y Ciclos Formativos, que asisten a estos pacientes por criterios de zonas geográficas y áreas de conocimiento.

A lo largo de estas dos décadas se mantiene estable el número de participantes en el programa, pese al aumento de niños ingresados que se asocia, en algunos casos, a la mayor supervivencia de los bebés prematuros, según ha explicado a Europa Press la responsable del Servicio de participación y Orientación Educativa de la Consejería de Educación y Ciencia del Principado, Ángela Fernández Rodríguez.

“Se ofrece apoyo a niños con problemas graves de salud. Es un programa de mediación que no pretende suplir al centro educativo ni dar clases particulares, sino fomentar la colaboración entre el entorno educativo, el sanitario y el familiar”, ha indicado.

De este modo, el propósito para mejorar este programa “ya consolidado” es potenciar las nuevas tecnologías para hacerlo “más atractivo”, dice la responsable del servicio. Así, se impulsan las TIC al servicio de las tutorías on-line y las clases virtuales tanto a nivel hospitalario como domiciliario.