Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:40

Unos 2.500 pacientes de Cáceres esperan más de seis meses para ser operados

Las listas de espera han crecido un 30 por ciento respecto a 2011

Miércoles, 12 de febrero de 2014, a las 10:33

Redacción. Cáceres
Unos 2.500 pacientes del Área de Salud de Cáceres esperan más de seis meses para ser intervenidos quirúrgicamente y de estos, 700 han superado ya el año de espera, según los datos ofrecidos este martes por el secretario de sanidad del PSOE de Extremadura, José María Vergeles, y el secretario provincial de sanidad del PSOE de Cáceres, Ceciliano Franco.

Ceciliano Franco, secretario del PSOE.

Según esos mismos datos, a fecha 31 de diciembre de 2013, unos 13.000 pacientes están esperando cita para una consulta de especialidad, más de 6.700 una intervención quirúrgica y unos 20.000 cacereños están a la espera de una cita para alguna prueba diagnóstica de distinto tipo.

En cuanto a la lista de espera quirúrgica, la especialidad de traumatología es la que más pacientes acumula ya que 450 deben esperar más de seis meses para ser intervenidos y unos 300 lo hacen más de un año. Le siguen cirugía plástica, con 500 pacientes en cola; oftalmología, con 550, y urología, con 300 pacientes, según ha indicado en rueda de prensa Ceciliano Franco.

Franco ha explicado que en relación a las consultas de especialidades, unos 5.500 pacientes esperan más de dos meses para la primera cita, siendo la especialidad de dermatología la que más usuarios acumula con 2.000 pacientes esperando a ser citados. Le sigue oftalmología en Trujillo con 500 enfermos, y en el resto del área unos 300 pacientes para digestivo, neumología y neurología.

En cuanto a la realización de pruebas diagnósticas, según los datos aportados por el PSOE, más de 1.000 personas esperan un mes para realizarle una endoscopia, unas 500 para hacerse una campimetría y "a fecha 31 de diciembre se estaban citando colonoscopias para casi un año de espera", ha apuntado el responsable socialista que ha añadido que la lista de espera para ecografías está en unos cinco meses, para TAC más de cinco meses y para resonancias magnéticas en torno a un año.

Tanto Vergeles como Franco han criticado que las listas de espera sanitarias han crecido un 30 por ciento respecto a los datos de 2011 con el anterior gobierno regional socialista cuando los pacientes en lista de espera quirúrgica eran 6.000 y unos 11.000 para una consulta externa en el Área de Salud de Cáceres.

Las listas de espera "están en máximos históricos" y "están desbordadas"

En este sentido, Vergeles ha apuntado que las listas de espera sanitarias en la región "están en máximos históricos" y "están desbordadas" por lo que los socialistas proponen una mayor transparencia a la hora de ofrecer la información y más mecanismos para asegurar a los usuarios del Sistema Extremeño de Salud (SES) que los tiempos de espera sean los que contempla la ley.

Por otra parte, el responsable provincial de sanidad del PSOE se ha referido al "deterioro" en el que se encuentran los dos hospitales del complejo hospitalario de Cáceres, el Nuestra Señora de la Montaña y el San Pedro de Alcántara donde, según ha dicho, "falta material" y "las instalaciones están en mal estado".

Así, ha manifestado que "constantemente" están llegando quejas de los profesionales sanitarios de que falta menaje de cocina, mantas e, incluso, reactivos para el laboratorio, además del mal estado de suelos en la planta de radiología y algunas plantas de hospitalización y problemas de mantenimiento en quirófanos, entre otros.

Respecto a las obras del nuevo hospital, Franco ha recordado que en la zona del edificio se ha quedado mucho material de obra e instalaciones como grupos electrógenos, paneles técnicos de quirófanos, cuadros eléctricos, una subestación de energía eléctrica, central de calefacción, climatizadoras, SAIS, torres de refrigeración, kilómetros de tuberías o sistemas de aislamiento antifuego, entre otros.

Ante este hecho ha mostrado su "preocupación" por el "deterioro" y la  "obsolescencia" que va a tener el material de "alto coste" y su posible inutilidad cuando sea necesario.