Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Una técnica permite medir la eficacia potencial de cada medicamento

La herramienta detecta el gradeo de estabilidad inducido por el fármaco en la proteína-diana

Sábado, 06 de julio de 2013, a las 11:47

Redacción. Madrid
Investigadores del Instituto Karolinska en Suecia han desarrollado el primer método para medir de forma directa el grado en que los medicamentos alcanzan sus objetivos en la célula. El sistema, que se describe en la revista científica Science, podría contribuir de manera significativa al desarrollo de sustancias nuevas y mejores.

La mayoría de los fármacos funcionan mediante la unión a una o más proteínas para modificar en un sentido u otro su función, lo que crea dos cuellos de botella comunes en el desarrollo de fármacos: la identificación de las proteínas diana correctas y el diseño de moléculas de fármacos capaces de actuar con eficacia y de unirse a ellas. La nueva herramienta, llamada Cetsa (“celular térmica cambio de ensayo”), utiliza el concepto de que las proteínas diana por lo general se estabilizan cuando las moléculas de la droga se unen a ellas.

“Hemos demostrado que el método funciona en una amplia variedad de proteínas diana y nos permite medir directamente si las moléculas de medicamentos alcanzan sus objetivos en células y modelos animales”, ha declarado el investigador principal, el profesor Pär Nordlund, del Departamento de Bioquímica Médica y Biofísica. “Creemos que Cetsa, eventualmente, ayudará a mejorar la eficacia de muchos fármacos y contribuir a mejorar las moléculas de fármacos y hacer tratamientos más exitosos”, ha resaltado.

En el presente estudio, los investigadores también examinaron los procesos que pueden llevar al desarrollo de resistencia en las células. El equipo cree que, en virtud de su capacidad para determinar si los fármacos existentes son adecuados para los pacientes individuales, el método tiene potencial valor para la práctica de tratamiento individualizado.

“Creemos que el método puede proporcionar una herramienta de diagnóstico importante en el tratamiento del cáncer, por ejemplo, lo que nos permitirá determinar qué fármaco es más eficaz en la orientación de las proteínas para el tumor”, ha precisado Daniel Martinez Molina, del Departamento de Bioquímica Médica y Biofísica, que dirige un equipo en el proyecto con el objetivo de establecer Cetsa para los estudios de los pacientes.

“Esto también hace posible que los médicos puedan determinar, en una etapa temprana del tratamiento, si el tumor ha desarrollado un cierto tipo de resistencia y qué tipo de terapia, a continuación, podría ser más adecuada para el paciente”, agregó.